El entrevistador digital cuenta con lector biométrico que analiza las microexpresiones faciales y las emociones

Carlos Ortiz Monasterio Braniff y Juan Diego Gómez Almada, egresados del Tec campus Santa Fe y campus Monterrey, respectivamente, desarrollaron un software con algoritmos de Inteligencia Artificial.

Este software ayuda a las empresas a simplificar y mejorar el proceso de entrevistas y generación de datos de candidatos a un puesto de trabajo o a un crédito bancario.

Nauphilus, permite realizar entrevistas digitales profundas y nace de la necesidad de contar con una herramienta para el otorgamiento de créditos a sectores de la población con poca información, además de contemplar a sectores poblacionales desatendidos para así lograr una mayor inclusión financiera en México.

Juan Diego Gómez comentó que ante la pandemia que se vive en México y el mundo, el software fue pensado para que las personas no se movilicen ni se expongan cuando tengan una entrevista de trabajo o necesiten realizar algún trámite en el banco.

“Al interactuar con nuestro avatar podemos conocer a una persona de manera profunda y objetiva. Mediante lectores biométricos y aplicación de ciencias del comportamiento generamos un puntaje de idoneidad completo y detallado,

“mientras nuestra inteligencia artificial está en continuo aprendizaje, permitiendo a nuestros clientes estar en una mejora continua de procesos”, señaló.

Para utilizar esta tecnología lo único que se necesita es un dispositivo electrónico con conexión a internet estable, así como con cámara y micrófono. La duración de las entrevistas puede ir de 5 a 30 minutos, dependiendo de la profundidad y objetivo de la misma.

Los resultados de la entrevista estarán disponibles inmediatamente al terminarla, por lo que permite atender o evaluar a cientos de miles o millones de prospectos de manera simultánea, estandarizada y remota, evitando así procesos repetitivos y poco escalables.

Con un polígrafo digital, detecta si lo que dice el candidato es veraz o falso

Carlos Ortiz Monasterio expresó que el algoritmo se personaliza para cada empresa, de tal forma que se retroalimenta, logra un aprendizaje y optimiza la selección con base en el desempeño de los candidatos contratados con esta herramienta.

“Adicional, nuestro lector biométrico analiza las microexpresiones faciales y emociones, junto con un análisis de voz, a través de nuestro polígrafo digital, detectando si lo que dice el candidato es veraz o falso. Identifica automáticamente los perfiles que muestran probabilidad de fraude, información falsa o riesgo.

“Con esta tecnología, queremos ofrecer una nueva forma más objetiva de interacción para procesos de entrevistas uno a uno, eliminando prejuicios humanos que generan discriminación y hacer más eficiente la capacidad de atención, costos y tiempos de respuesta”, afirmó.

Perlas de información

Finalmente, los creadores compartieron que el procesamiento de esta data en la inteligencia artificial de Nauphilius, que tiene más de 8 años de experiencia, genera como resultado lo que sus creadores han llamado “perlas de información”.

Disponibles para los clientes con un resultado de cómo los algoritmos califican a los prospectos según los fines de cada uno de ellos; la información que se captura, genera y procesa sigue todos los lineamientos de la Ley de Protección de Datos Personales.

“Las perlas de información generadas en estas entrevistas digitales, guiadas por un avatar, funcionan de manera similar a una videollamada, haciendo todavía más sencillo su uso e implementación, permitiendo impactar a sus clientes con ahorros de hasta 90% en costos en procesos tradicionales y hasta un 85% en tiempos de respuesta”, concluyeron.

Para consultar más detalles de este proyecto se puede acceder a información por medio de su página web.

Fuente: tec.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment