Explica el doctor Ocampo Mortera la funcionalidad de las fibras ópticas de plástico, un desarrollo que va más allá de las telecomunicaciones

En el Laboratorio de Fibras Ópticas del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM se investigan y desarrollan fibras ópticas de plástico y sus múltiples usos.

Estos materiales con forma de alambre son tan transparentes, que permiten transportar la luz a decenas de kilómetros sin disminuir apreciablemente su intensidad, posibilitando su incorporación en sistemas de telecomunicaciones de gran capacidad, pero también el desarrollo de múltiples aplicaciones, como pueden ser el sensado y procesamiento de señales luminosas, el desarrollo de fuentes luminosas sofisticadas, o sistemas de imageneología entre otras, explicó el doctor Miguel Ángel Ocampo Mortera.

“Entre los objetivos perseguidos en dicho Laboratorio, se encuentra el de conocer y desarrollar la tecnología de fabricación de las fibras ópticas, específicamente de las fibras ópticas de plástico, que aunque de menor transparencia que las requeridas para las telecomunicaciones, hechas de vidrio, presentan diversas e interesantes oportunidades de aplicación. El conocimiento de la tecnología de fabricación de las fibras es importante porque estas capacidades son escasas en nuestro entorno; se cuentan con los dedos de una mano los laboratorios que pueden obtener fibras ópticas en el país o desarrollar los equipos para hacerlas, como es el caso de nuestro Laboratorio, en el que hemos desarrollado estas capacidades”, compartió el doctor Ocampo.

Con esta capacidad se pretende abordar el ciclo completo del desarrollo de un sistema de fibras ópticas, que va desde el diseño de la fibra, su producción y la investigación de sus características hasta su inclusión en un sistema que tenga la utilidad concebida.

“Las fibras de plástico ocupan un nicho particular en las telecomunicaciones, en redes locales, y las principales diferencias están en la distancia en la que pueden transmitir señales ópticas; Las fibras de vidrio permiten la transmisión directa de señales a distancias de unos100 kilómetros, y con sistemas de restauración se pueden abarcar distancias mucho mayores, como las necesarias en los enlaces interoceánicos. En el caso de las fibras de plástico estas distancias son inalcanzables, pero sí pueden tener una aplicación en redes locales, en un edificio o un conglomerado de edificios cercanos, con la ventaja de poseer características que facilitan su manipulación y en ciertos aspectos tienen mayor resistencia”, explicó el doctor Ocampo Mortera.

Pero además de las telecomunicaciones, “un mercado ya muy abordado”, para los investigadores de la UNAM el material plástico puede ser muy funcional, adaptable; en aplicaciones como el desarrollo de sensores y particularmente en sensores de sustancias químicas.

“Su estabilidad la queremos explotar para detectar diversas sustancias de interés y con ello, retroalimentar un sistema de producción o hacer una medición. En particular, hemos desarrollado fibras que son sensibles a la humedad, por lo que podemos desarrollar sensores de humedad ambiental. También estamos explorando el poder detectar sustancias de interés biológico, y como un objetivo de mayor impacto pero mayor dificultad, el poder detectar genes, a grado de tomar una fibra, inyectarla a un organismo biológico y analizar las señales ópticas generadas para determinar si se encuentra presente un gen, una proteína o alguna otra sustancia de relevancia biológica”, complementó el investigador del CFATA en Juriquilla.

Otra área de investigación en el Laboratorio es el desarrollo de fibras fluorescentes mediante la incorporación en los materiales usados de compuesto que pueden flourecer. Más allá del hecho llamativo, el interés de la fluorescencia en las fibras desarrolladas es la obtención de un medio conveniente para generar un láser.

“Además de los sensores y fibras fluorescentes, se han desarrollado investigaciones para la obtención de fibras multiestructuradas. Éstas podrían, en su momento abrir un nicho de desarrollo tecnológico en el que algunos elementos electrónicos podrías ser sustituidos por elementos fotónicos, aumentando la rapidez en la transmisión y procesamiento de señales, y ofreciendo la posibilidad de manipular la información de otras formas”, destacó el académico universitario.

Fuente: amqueretaro.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment