Su nombre está inspirado en el personaje de la serie "Los Supersónicos" y se encarga de ayudar a los enfermos de SARS-CoV-2 con música y hasta con videollamadas

LaLuchy Robotina va de un cuarto a otro visitando a pacientes de Covid-19 en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre. en la Ciudad de México.

Su presencia reduce la posibilidad de contagio entre el personal médico y es un apoyo psicológico para los enfermos.

“¡Hola, soy LaLuchy Robotina! ¿Cómo te llamas?”, repite este robot humanoide de color blanco, 1.40 metros de altura y 37 kilos de peso, antes de enlazar al paciente con un especialista en psicología.

A través de una pantalla en la parte superior, los enfermos dialogan con los doctores y también con sus familiares, evitando el contacto físico y el riesgo de infección.

LaLuchy Robotina “se desplaza por su propia cuenta y permite enlaces del paciente con familiares. De igual manera nos permite comunicarnos con el personal médico dentro de áreas covid-19”, explica la neuropsicóloga clínica Lucía Ledesma, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Según Ledesma, se trata del primer androide en México utilizado en el área psicológica en el marco de la pandemia.

Inyección de ánimo

Fue incorporado en julio como “coterapeuta” en el área de Covid-19 y, desde entonces, ha realizado unas 160 intervenciones con pacientes contagiados, sus seres queridos y el equipo de salud mental.

Incluso, la robot, cuyo nombre evoca al personaje de la serie estadounidense de dibujos animados Los Supersónicos, puede emitir sonidos relajantes para reducir el estrés provocado por el aislamiento de los convalecientes.

Diseñada con tecnología mexicana, cuenta con un sistema de reconocimiento de personas mediante visión por computadora y desplazamiento asistido con sensores para facilitar su aproximación.

“Nos permite tener una presencia física porque estamos nosotros presentes a través de LaLuchy Robotina, pero con una exposición nula a los aerosoles dentro del área Covid-19”, destaca Ledesma.

También “nos está apoyando en la salud mental del paciente”, apunta por su parte Sandra Muñoz, coordinadora de la estrategia contra el nuevo coronavirus de la institución.

Para Rosa María Velázquez, paciente de 55 años, el uso de este tipo de tecnología “es una idea buena porque así nos ven”.

“Como no pueden entrar (las familias), nos ven y los vemos, y eso causa más ánimo para todos nosotros”, afirma la mujer en su lecho de enferma.

LaLuchy Robotina forma parte de un proyecto desarrollado por el Hospital 20 de Noviembre con un grupo de minirobots para manejar los estragos emocionales del virus.

Fuente: tecreview.tec.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment