RoomieBot Covid-19 toma la temperatura y la disnea, interactuar verbalmente con los pacientes, identificar síntomas como la tos y tomar datos demográficos o clínicos

La tecnología mexicana no se ha quedado atrás en medio de la emergencia por coronavirus. En cuestión de tres semanas, la compañía Roomie Bot desarrolló RoomieBot Covid-19, un robot que identifica los casos sospechosos de coronavirus.

Este robot toma la temperatura y mide la cantidad de oxígeno en la sangre (para detectar disnea), por medio de un termómetro infrarrojo y un oxímetro. También en capaz de interactuar verbalmente con los pacientes, identificar síntomas como la tos y tomar datos demográficos o clínicos.

“No hay necesidad de tocar el robot para tener interacción con él, de lo contrario se convertiría en un punto de contagio”, explica Hugo Alcántara, director de marketing de RoomieBot. “Queremos demostrar que la robótica humanoide es un apoyo positivo para la sociedad y que se está desarrollando en el país”.

Para que este robot pudiera ser diseñado en tan poco tiempo, la compañía mexicana Roomie Bot trabajó con dos infectólogos y se apoyó en tecnología de Intel y de Amazon Web Services. La primera provee soluciones de procesamiento e inteligencia artificial para que el robot pueda analizar grandes cantidades de datos, mientras que la segunda otorga la nube, el aprendizaje automático y el análisis e identificación de personas y lugares a través de Amazon Rekognition.

“A partir del Covid-19, la robótica tomó mayor fuerza porque representa la oportunidad de guardar la distancia y evitar el contagio”, indica Alcántara. “Con este desarrollo, los hospitales pueden contar con otra forma de primer contacto y recabar información, para que después los doctores pueden tomar decisiones respecto a un tratamiento específico”.

Actualmente, la firma mexicana tiene capacidad para desplegar 100 robots que pueden ser usados en hospitales, empresas y aeropuertos. El 50% del costo de fabricación lo asume la compañía Roomie Bot y el otro 50%, aproximadamente 600,000 pesos, la empresa que decida adquirirlo.

Además del RoomiBot Covid-19, en el país también se usa un robot de telepresencia llamado A-NÍMO para tratar pacientes y evitar contagios entre el personal médico. Este es usado por médicos del Hospital San José, del sistema Tec Salud, y ayuda a realizar las consultas de forma remota con pacientes diagnosticados con coronavirus.

A-NÍMO cuenta con un altavoz, seis micrófonos y dos cámaras con movimiento que permiten tener una visión amplia de la habitación y del paciente, quienes pueden ver a su médico en una pantalla y escucharlo.

Tanto RoomieBot Covid-19 como Á-NIMO tienen una batería que permite su uso por hasta ocho horas continuas y pueden atender un promedio de 60 personas por cada carga.

Los robots en diversas partes del mundo se han utilizado para medir temperaturas, distribuir desinfectantes para manos, entregar mensajes motivacionales y desinfectar espacios. Los expertos en salud advierten que algunas medidas de distanciamiento social podrían ser necesarias hasta 2021. La compañía de desinfección UVD Robots considera que frente a este panorama los trabajadores robotizados pueden tener una mayor demanda en oficinas, aeropuertos y escuelas.

Fuente: tecreview.tec.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment