Científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav) analizan el uso de cannabidiol, uno de los 600 componentes de la mariguana, para su posible aplicación en algunos tipos de epilepsia, enfermedad neurológica que afecta a dos millones de mexicanos.

Dicho componente, según se ha comprobado en estudios anteriores, tiene efectos benéficos en la enfermedad, caracterizada por provocar crisis generalizadas. Pese a ello, es necesario realizar más investigaciones para descartar la aparición de efectos adversos, señaló la institución en un comunicado.

Indicó que estas personas representan un problema social, económico y de salud importante debido a que no trabajan, carecen de vida social o son estigmatizados. “Por ello, el Cinvestav busca atender esta situación a través del estudio de la mariguana”.

Los síntomas de quienes padecen esta enfermedad pueden incluir desmayos o pérdida del conocimiento, acompañados de movimientos involuntarios de todo el cuerpo o una parte del mismo, en un promedio de uno a cinco minutos.

Con esta enfermedad, de acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las personas pueden tomar al día entre 20 y 30 pastillas, lo que dificulta el apego al tratamiento y hace que las crisis epilépticas no se controlen.

Fuente: Notimex

Pin It

Comentarios potenciados por CComment