Las autoridades mexicanas de salud investigan un lote contaminado de anticoagulantes administrados a pacientes de diálisis en un hospital gestionado por la compañía petrolera paraestatal y que hasta el momento han causado la muerte de dos personas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, originario del estado de Tabasco donde se encuentra el hospital, dijo el miércoles que pedirá a las autoridades federales que investiguen la situación.

El hospital de Petróleos Mexicanos en Villahermosa monitorea a 52 pacientes que recibieron medicamentos contaminados, incluyendo cinco que permanecen en la unidad de terapia intensiva y 30 hospitalizados en condición estable, según un comunicado emitido por Pemex la noche del miércoles. Seis pacientes han sido trasladados a una unidad especializada en la Ciudad de México.

La compañía indicó que investigadores federales han iniciado pesquisas sobre ambos decesos para deslindar responsabilidades.

La semana pasada, más de 60 pacientes de diálisis en el Hospital Regional de Pemex recibieron heparina sódica y más tarde resultaron positivos a la presencia de la bacteria Klebsiella spp, según Pemex.

Pemex opera su propio sistema de salud, incluyendo hospitales para empleados, jubilados y sus familiares. El estado de Tabasco, en la costa del Golfo de México, es uno de sus principales centros de operación.

Fuente: infobae.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment