También disminuye el riesgo de nuevas cirugías

Un estudiante colimense creó una prótesis endovascular que evita infartos al favorecer la circulación de la sangre, pero, a diferencia de las existentes en el mercado, no se deforma ni se encarna, lo que evita una nueva cirugía a corazón abierto para retirar el dispositivo.

Gabriel López Barajas, estudiante de la Maestría en Ingeniería de Procesos de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Electrónica (FIME) de la Universidad de Colima, asesorado por los investigadores Carlos Escobar y Sergio Llamas, diseñó una prótesis endovascular (stent) que favorece la circulación de la sangre y evita el bloqueo por un coágulo de las arterias coronarias que ocasiona el infarto. A diferencia de los comerciales, cuenta con un sistema de sujeción mecánica que garantiza que una vez que se haya realizado la expansión de éste en el interior de la arteria no se volverá a contraer.

Esta evita uno de los problemas que los cardiólogos enfrentan actualmente cuando colocan un dispositivo de esta naturaleza, pues debido a su rigidez, tienden a contraerse y en algunos casos la malla respectiva se encarna al quedar muy ajustada a la arteria, lo que obliga una nueva cirugía a corazón abierto para retirarla, y aumenta el riesgo de mortalidad.

Para crear su dispositivo, López Barajas: realizó pruebas con materiales como el acero inoxidable y otras aleaciones, a las cuales, mediante el uso de un software de elemento finito (FEM), se les sometió a las condiciones del flujo sanguíneo y a las propiedades físicas de los componentes: arteria, prótesis y sangre.

“Posteriormente, el software realiza el estudio del flujo sanguíneo en el interior de la arteria, así como los esfuerzos, deformaciones y desplazamientos de la prótesis. Esto nos arrojó resultados para evaluar las diferentes alternativas de diseño y así seleccionar la más adecuada, pues si ésta es muy compleja, podría retardar la llegada del flujo sanguíneo al corazón e incluso dañar la pared arterial”, expresó el innovador.

El software revisa, mediante el análisis FSI (Fluid-Structure Interaction), la fuerza que la sangre tiene en la pared arterial, la estructura del dispositivo; así como la fuerza que ejerce la pared arterial sobre el dispositivo.

El joven colimense trabaja actualmente en el objetivo de que el aparato pueda ser personalizado a la medida de cada uno de los pacientes.

Si bien el costo de producción del dispositivo no varía respecto a los que se encuentran en el mercado, ya que se deben seguir todas las normas de seguridad e higiene establecidas, las ventajas del mismo hacen que la inversión en éste sea más redituable al evitar el riesgo de nuevas cirugías.

Actualmente, la patente de este aparato se encuentra en trámite y su creador buscará la vinculación con empresas interesadas en comercializarlo. (Agencia ID)

Pin It

Comentarios potenciados por CComment