El mal uso del cubrebocas provoca irritación y sequedad ocular

El 90 por ciento de los mexicanos padece de ojo seco, una enfermedad crónica que se considera uno de los principales motivos de consulta oftalmológica, y que generalmente ocasiona desde leves molestias hasta alteraciones en la visión.

La enfermedad de ojo seco se manifiesta con síntomas como ardor, picazón, sensación de arenilla en el ojo, enrojecimiento, fatiga ocular, molestia a la luz, visión borrosa, “puede parecer extraño, pero el lagrimeo excesivo también forma parte de la sintomatología, de hecho, representa un indicio importante, ya que producimos más lágrimas cuando se irritan,” apuntó la doctora Cristina Pacheco, gerente regional médico de APEC Hospital de la Ceguera.

Bajo este contexto, la doctora Pacheco, especialista en oftalmología y cirugía de córnea comentó: “para que los ojos tengan un funcionamiento adecuado, las lágrimas son fundamentales, sin embargo, si presentan problemas en su producción se afecta la superficie ocular, lo que impide que haya lubricación y protección, ocasionando así malestar, inestabilidad de la película lagrimal, incluso posibles daños visuales en los casos más severos, de ahí que al presentar cualquier molestia se debe considerar una revisión con el oftalmólogo”.

Es importante mencionar que existen diversos factores que pueden generar la enfermedad de ojo seco; estos van desde: edad avanzada, cambios hormonales, consumo de algunos medicamentos o cirugías oculares hasta la presencia de padecimientos sistémicos o autoinmunes, así como la exposición al aire acondicionado o calefacciones, el uso inadecuado de lentes de contacto, el tabaquismo, entre otros.

Además, una de las causas que provoca ojo seco relacionadas con la situación actual por la pandemia tras el Covid -19 es la utilización incorrecta del cubrebocas, debido a que el aire de la exhalación se filtra por la parte superior de la mascarilla, pasando por la superficie del ojo y provocando que la lágrima se evapore, aumentando de esta manera la irritación y la sequedad ocular.

El tratamiento más común para el ojo seco son las gotas oftálmicas o lágrimas artificiales, sin embargo, hay diferentes tipos de ojo y también existen medicamentos, procedimientos y recomendaciones que solo se pueden evaluar en el consultorio. Para ayudar a la producción y segregación de más lágrimas y a la disminución de la irritación e inflamación ocular, es de suma relevancia acudir a una consulta oftálmica y prevenir cualquier complicación.

“En APEC Hospital de la Ceguera contamos con los mejores especialistas, alta tecnología y las condiciones óptimas para atender cualquier molestia en tus ojos, recuerden que la prevención será siempre la mejor estrategia para el cuidado de nuestra vista” concluyó la especialista en oftalmología y cirugía de córnea.

Fuente: elpuntosobrelai.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment