Un nuevo tratamiento experimental contra COVID-19 protegió efectivamente a médicos de primera línea y a personas enfermas que fueran hospitalizadas

Después de varios meses de esfuerzos de investigación, un equipo de científicos y médicos mexicanos consiguió desarrollar un tratamiento experimental sólido para prevenir COVID-19, o sus formas graves que requieren hospitalización. Basado en el uso de solución salina electrolizada neutra con un mecanismo de protección similar al que naturalmente tiene el cuerpo humano, demostró tener un 90% de efectividad para reducir la hospitalización de personas enfermas o para proteger a profesionales de salud que atendieron directamente a pacientes positivos en hospitales mexicanos. Así funciona.

90 % de protección preventiva contra COVID-19

La doctora en ciencias Brenda Paz Michel trabajó con el especialista en otorrinolaringología Dr. Rafael Gutiérrez, líder del estudio de profilaxis desarrollado en un Hospital General COVID de la Ciudad de México. Como directora de investigación de Esteripharma, está segura de que las Soluciones Electrolizadas de Superoxidación (SES) con pH neutro son una barrera efectiva contra COVID-19.

Asimismo, la Dra. Paz colaboró con el Dr. Iván Delgado, investigador de la Universidad de Colima y experto en infecciones virales, para desarrollar un tratamiento que protegiera de enfermedad grave a pacientes positivos en México.

Con este fin, se realizaron dos estudios. Para el primero, se protegió a médicos de primera línea que atendieron casos activos de COVID-19 en hospitales especializados de la capital. A los voluntarios se les administró localmente —tanto en la nariz como en la garganta— dosis de soluciones salinas activadas:

“En ese sitio, [la solución] inactiva al virus”, explica la Dra. Paz. ” Desnaturaliza las proteínas que permiten la entrada del virus a las células huésped. De esta manera, el COVID-19 es incapaz de reconocerse con ellas, y no puede infectar más”.

El estudio consideró la etapa de profilaxis, en la que las personas pueden prevenir un contagio de coronavirus. Entre los voluntarios participantes, resultó tener un 90 % de efectividad para mantenerse sanos. Incluso si se aplica a nivel local, como sucedió en este caso, el mecanismo fue lo suficientemente sólido.

Además de la eficacia de las SES para prevención de COVID-19, los expertos de Esteripharma e investigadores aliados demostraron su efectividad en pacientes que buscan recuperarse de la enfermedad.

Un tratamiento experimental capaz de prevenir formas graves de la enfermedad

Un segundo estudio demostró cómo la SES, aplicadas por inhalación y de forma intravenosa, activa la respuesta inmune del organismo, disminuyendo la duración y severidad de la enfermedad, así como los casos que requirieron hospitalización. Así lo explica el Dr. Delgado:

“El COVID-19 provoca una inflamación intensa en el cuerpo, que se vuelve en contra de la salud. De esta forma, afecta a muchos órganos, especialmente los pulmones”, detalla el experto. “Esta sustancia, al aplicarse de manera sistémica en el cuerpo, ayuda a regular y a disminuir la inflamación, y a estimular a los linfocitos que protegen al organismo”.

A partir de los resultados de investigación, el equipo liderado por Paz y Delgado, los científicos aseguran que este tratamiento experimental no sólo protege efectivamente a las personas contra COVID-19. Por el contrario, también es capaz de regenerar tejidos dañados por la enfermedad, especialmente del sistema respiratorio.

Más aún, explican los investigadores, esta terapia es capaz de evitar algunas secuelas que la enfermedad ha demostrado tener en pacientes de gravedad. Esto es así porque el cuerpo ya produce especies activas de cloro y oxígeno, como las contenidas en la solución salina activada. Por ello, el tratamiento solamente lo estimula de una manera más intensa y sin efectos nocivos.

Seguir observando los protocolos de sanidad

Los científicos Paz y Delgado observaron que este nuevo tratamiento experimental reduce entre 80 y 90% la posibilidad de hospitalización y muerte por COVID-19. Esto es así porque la solución salina activada estimula los procesos naturales de defensa del cuerpo. Hasta ahora, hay dos modalidades de administración:

  1. Por nebulizaciones: los pacientes inhalan el fármaco con ayuda de una mascarilla. Esta alternativa está destinada a pacientes infectados.
  2. Con un spay nasal o gárgaras: las personas que quieren tener una barrera más sólida contra el virus pueden hacerlo, incluso si no están enfermos.

En ambos casos, el tratamiento experimental ha demostrado ser efectivo. A pesar del éxito del estudio, los doctores Paz y Delgado son enfáticos al decir que esta solución no es un sustituto a las vacunas, y que este tratamiento debe ser asesorado por un profesional de la salud:

“Este producto no va a sustituir las medidas de protección personal y tratamientos usuales. Por el contrario, es una herramienta poderosa que los refuerza“, explican los expertos.

Por el momento, los fármacos para el tratamiento de COVID-19 no están disponibles en el mercado, pero próximamente se podrá adquirir el producto para inhalación. Sin embargo, los productos para aplicación bucal y spray nasal que refuerzan las medidas preventivas ya pueden comprarse en cualquier farmacia. La terapia intravenosa, sin embargo, sigue en evaluación para tratar a pacientes hospitalizados que buscan recuperarse de formas graves de COVID-19.

Aún así, ambos científicos enfatizan la necesidad de seguir observando las medidas de sanidad protocolarias establecidas a nivel global: “Todos sabemos qué tenemos que hacer“, concluye Paz.

Fuente: muyinteresante.com.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment