Ximena Ortega crea un innovador proyecto en favor de la lucha contra la cisticercosis para ganar la Edición 2021 del Social Skin

Un dispositivo capaz de rastrear y diagnosticar oportunamente al parásito que provoca la cisticercosis, enfermedad parasitaria, llevó a Ximena García Ortega, estudiante del Tec de Monterrey campus Puebla, a ganar la Edición 2021 de la convocatoria Social Skin.

Ximena formó parte del proyecto LEKA, que es una prueba biodegradable y no invasiva para detectar el parásito taenia solium en humanos a través de una muestra de las heces del paciente.

“Nace de la necesidad de no saber dónde se contagia la gente, cómo contrae este parásito y que la prueba esté al alcance de la población en general” explica Ximena.

El funcionamiento del dispositivo es parecido al de una prueba de embarazo, en la que se coloca la muestra fecal en un papel reactivo, se espera unos minutos, y se mostrará si es positivo o negativo mediante un cambio de color en el papel.

Esto será posible a través de un estudio de coproantígeno que, si la persona es positiva, reaccionará a los más de doscientos mil huevos expulsados en las heces, indicando cualitativamente la presencia del parásito.

Ganador de premio interamericano

Social Skin es un proyecto interamericano impulsado por empresas colombianas enfocado en 6 países de Centroamérica, además de Colombia y México.

“Me decidí a participar porque tengo amigos colombianos que ganaron la primera edición de Social Skin; ellos me motivaron porque vieron que el proyecto tenía potencial”.

Ximena añade que ganar la convocatoria le motivaba, pero fueron las mentorías y el acompañamiento que el evento ofreció lo que captó su atención.

“Tener asesoría y acercamiento puntual de expertos y el dinero para sacar adelante el proyecto hacen que este se vuelva tangible, real y aplicable”.

Ximena ha inscrito su proyecto en otras convocatorias, como Social Innovation Competition, evento mundial donde se colocó dentro de los 5 finalistas.

“Social Skin hizo crecer el proyecto y me enseñó muchas cosas en poco tiempo; vi cómo puedes cambiar al mundo cuando haces las cosas con el corazón”.

Cisticercosis: un enemigo silencioso

La cisticercosis es una enfermedad silenciosa que ataca al ingerir alimentos contaminados con huevecillos del parásito; se manifiesta tras varios meses o años en músculos y cerebro, esto último denominado como neurocisticercosis, que en la mayoría de casos es letal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que la cisticercosis es una de las principales enfermedades desatendidas en el mundo.

La OMS tuvo como meta erradicar la enfermedad en el año 2020 sin éxito, al no existir métodos de prevención o de detección temprana.

“Se detecta a través de métodos costosos como tomografías o radiografías y cuando el paciente presenta síntomas ya no puede hacerse nada por él”.

Ximena añade que en el pasado se han hecho estudios sin resultados adecuados, razón por la que se ha dado a la tarea de crear soluciones para erradicar la enfermedad.

“Los estudios más recientes son de 2008; no permiten saber dónde se aloja el parásito, la cantidad de casos que hay ni cómo detectarla en etapas tempranas”.

De acuerdo con lo expresado por la estudiante de noveno semestre de Diseño Industrial, un estudio epidemiológico actualizado y certero dará luz al proyecto.

“Nuestro objetivo es que las pruebas lleguen a las comunidades a través de las brigadas de salud pública del gobierno; ellos estudiarían a las personas, harían pruebas y sondeos de infectados o personas en riesgo de padecer la enfermedad”.

Proyecto en etapa de implementación

El proyecto se encuentra en fase experimental. LEKA está siendo apoyado por Regina Basulto, estudiante del cuarto semestre de Biotecnología en campus Puebla.

Será en el año 2022 cuando se realicen las primeras pruebas piloto en Cuautla, Morelos.

“Reforzaremos estudios para actualizar datos. Morelos es el estado con mayor índice de contagio de cisticercosis; en 2 años llegaremos a estados en las mismas condiciones como Colima, Querétaro, Chihuahua y Jalisco".

La estrategia contempla llegar a países afectados por la cisticercosis de Latinoamérica, como son Ecuador, Perú y Bolivia.

Ximena expresa que al funcionar el dispositivo como una prueba de embarazo, detectaría otros parásitos o enfermedades, por medio de las heces fecales.

El motivo de la lucha

El fallecimiento por neurocisticercosis meses atrás de la señora Leticia Pérez, mamá de un amigo, impulsó a Ximena para iniciar investigaciones contra esta enfermedad.

“No creía que no existieran métodos para dar una solución a esto; LEKA que significa Leticia en portugués está dedicado a ella”.

Es por lo anterior que Hilda Ortiz, directora de Emprendimiento Social en campus Puebla y la doctora Yocanxóchitl Perfecto, ingeniera en Biotecnología con especialidad en ciencias médicas y biotecnología del campus Guadalajara apoyaron el proyecto.

Un perfil de 10

Ximena ha logrado una educación integral en el Tec, al participar en grupos como el representativo de Danza Urbana y el programa Embajadores.

“Estar en la parte cultural, mi carrera, emprendimiento y Embajadores son 4 cosas que se unen en esa pasión por hacer las cosas, es lo que el Tec inyecta a sus alumnos; estudiar aquí ha sido una de las mejores decisiones de mi vida”, finalizó.

Fuente: tec.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment