El IMSS es la primera institución del país certificada para tratar a sus derechohabientes con COVID-19 con plasma; a través de la campañana #DonaPlasma busca que pacientes curados donen su plasma

El tratamiento experimental de plasma convaleciente que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) prueba contra el coronavirus COVID-19 fue "una luz en el camino" para Hortensia, una abuelita de 65 años de edad que logró vencer esta enfermedad tras recibir plasma de dos diferentes pacientes recuperados de esta enfermedad.

Si bien este es aún un tratamiento experimental, el titular del IMSS, Zoe Robledo, ha llamado a que personas recuperadas de COVID-19 donen plasma, ya que contiene una carga importante de anticuerpos contra este virus con los que se puede disminuir la mortalidad y el desarrollo de complicaciones en estos pacientes.

El IMSS detalló que la señora Hortensia recibió vía intravenosa dos unidades de plasma, cada una con 200 mililitros, de donadores distintos recuperados de COVID-19, lo cual le permitió superar esta enfermedad, sin presentar algún evento adverso por tratarse de un componente diferente a su cuerpo.

De acuerdo con la doctora María Dolores Ochoa Vázquez, jefa del Servicio de Neumología Adultos del Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza, informó que la señora Hortensia cumplió con los criterios de gravedad para iniciar el 27 de abril el protocolo nacional experimental de transfusión de plasma de dos donadores distintos recuperados de COVID-19.

“Posterior a la transfusión del plasma, Hortensia evolucionó satisfactoriamente, se pudo retirar el respirador el 29 de abril y una vez que pudimos estabilizarla, se le dio de alta por la tarde del viernes 8 de mayo”, detalló.

Ochoa Vázquez contó que la paciente comenzó 6 de abril con dolor de garganta, tos y fiebre; el 13 de abril ingresó al Servicio de Urgencias en condiciones de insuficiencia respiratoria severa.

Una vez en el Servicio de Neumología Adultos, logró mejorar con apoyo de oxígeno, no obstante 11 días después (el 24 de abril) hubo necesidad de darle soporte ventilatorio con un respirador.

En México, este no es el primer caso que se reporta sobre la recuperación al COVID-19 a través del plasma convalenciente.

El pasado 3 de mayo, la Secretaría de Salud de Nuevo León informó que fue dado de alta el primer paciente que recibió plasma de personas convalecientes y que lograron superar la enfermedad.

“Fue un paciente de 47 años de edad que fue atendido en el Hospital Metropolitano, ingresó con fiebre, tos, dolor de garganta, complicaciones respiratorias, entró muy grave, y se manejó de una manera extraordinaria. Fue dado de alta el día de ayer, fue un paciente que recibió plasma de pacientes convalecientes y evolucionó satisfactoriamente”, dijo

"El paciente se estaba deteriorando, estaba a punto de fallecer, y tenemos plasma de nuestro Centro Estatal de Transfusión Sanguínea. Hemos recuperado plasma de pacientes que se han recuperado, se puso en dos ocasiones el plasma, y el paciente después de ponerle el plasma tuvo mejorías en la radiografía, los parámetros del ventilador mejoraron, los exámenes de laboratorio que indican inflamación también mejoraron, y bueno, el paciente fue mejorando favorablemente hasta ser dado de alta después de 16 días de internado”, informó el funcionario.

En el país, el IMSS es la primera institución certificada para hacer uso de plasma convaleciente, alternativa de tratamiento a derechohabientes con COVID-19 que están en condición grave, el cual ya fue aplicado a siete pacientes, según se informó en un comunicado el pasado 10 de mayo.

El protocolo “Eficacia y seguridad de plasma de donadores convalecientes por COVID-19 en pacientes con síndrome de infección respiratoria aguda grave por el virus SARS-COV-2” fue registrado el 5 de abril de 2020 y autorizado diez días después por los comités de Ética en Investigación, de Investigación y de Bioseguridad del IMSS.

Para el 22 de abril, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) otorgó el dictamen que autoriza al Seguro Social el uso clínico de plasma de pacientes convalecientes.

En esta primera fase del protocolo, el IMSS ha considerado a cuatro de los 12 Bancos Centrales de Sangre que tiene el IMSS en el país: Monterrey, Guadalajara, y los Centros Médicos Nacionales de La Raza y Siglo XXI; los cuales son los encargados obtener el plasma y los receptores o beneficiarios van a ser de las unidades de los sitios de influencia a estos Bancos de Sangre, y de algunas otras que se adhieran al protocolo.

Así que mediante la campaña #DonaPlasma, el Instituto llama a las personas que se han curado de esta infección donar su plasma en:

  • Banco Central de Sangre CMN La Raza. Av. Jacarandas S/N, colonia La Raza, C.P. 02990. Ciudad de México.
  • Banco Central de Sangre CMN Siglo XXI. Av. Cuauhtémoc 330, colonia Doctores. C.P. 06720 Ciudad de México.
  • Banco Central De Sangre CMN Occidente. Av. Belisario Domínguez 1000, colonia Independencia, C.P 44340. Guadalajara, Jalisco.
  • Banco de Sangre de la UMAE Hospital de Cardiología 34. Av. Abraham Lincoln S/N, colonia Valle Verde, C.P 64730, Monterrey, Nuevo León.

O enviar un correo electrónico a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: expansión.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment