El reconocido científico que encabeza una comisión de investigación en el Gran Colisionador de Hadrones, habló sobre los dos descubrimientos más importantes del siglo, el problema de recortes a investigadores en México y hasta el fin de la Tierra

Los científicos mexicanos son reconocidos y un ejemplo de ello es el trabajo que realiza el Doctor en Ciencias Gerardo Herrera Corral, quien publicó su libro sobre los descubrimientos científicos más importantes que son la detección de las ondas gravitacionales, al igual que los agujeros negros.

Explicó el por qué son importantes estos hallazgos, la razón por la que no se debe disminuir el apoyo a la investigación y confesó que la película Gravity, dirigida por Alfonso Cuarón y ganadora de un premio Oscar, no es la mejor.

Infobae México habló con el Doctor Gerardo Herrera Corral, quien es un físico que lidera al equipo mexicano en el proyecto ALICE (A Large Ion Collider Experiment), en el Gran Colisionador de Hadrones. Es parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), nivel 3, y ha escrito más de 400 artículos especializados en el área de física de partículas elementales, entre otras actividades.

La importancia de entender los dos descubrimientos del siglo

A pesar de tener en cuenta que se han hecho varios descubrimientos importantes en el mundo, el investigador destaca dos: las ondas gravitacionales, “que se observan por primera vez en la historia de la humanidad” y los agujeros negros.

“Se observa por primera vez la oscilación que se presenta en el espacio y tiempo, que era una idea especulativa”.

Aunque el autor confesó que había “evidencia indirecta, teníamos razones para pensar que ahí estaban, pero por primera vez el experimento LIGO, en los Estados Unidos, anuncia la detección directa de ondas gravitacionales y esto es sin duda un gran hallazgo”.

Mientras que el segundo, para Herrera Corral, es la fotografía que se muestra el agujero negro en la portada del libro publicada el 10 de abril del 2019 (portada del libro). Siendo esta imagen la más importante de la historia de la ciencia.

Estos son los temas expuestos en su libro titulado Agujeros negros y ondas gravitacionales: una mirada profunda al universo (Editorial sexto piso, colección realidades), el cual explica “está hecho para que todo el mundo pueda leerlo”, sin ser especialista en el tema.

Lo que “Siempre le digo al público es que sean pacientes y que, si hay algunas secciones o algunas cosas que no entienden sigan adelante, porque no es una lectura que sea dependiente de los siguientes capítulos o los capítulos anteriores, hay una total independencia entre ellos para que se puedan leer sin mayor problema”, explicó.

Una fotografía: primera evidencia de la existencia de los agujeros negros

El Doctor en ciencias nos menciona que “los agujeros negros han sido hipotéticos por mucho tiempo”, por lo cual contaban con evidencia indirecta de su existencia. Solo que gracias al trabajo de muchos telescopios se pudo conseguir una prueba.

Todo inició a partir de las ondas gravitacionales que se observaron por primera vez en el 2015, y se anunció en 2016. Así fue “la evidencia directa de que existen agujeros negros”, solo que para Herrera (2019) es una evidencia indirecta.

“Explicamos la producción de estas ondas gravitacionales, estas señales, como el resultado de la colisión de dos agujeros negros, pero nosotros no estamos viendo la colisión de esos agujeros negros, estamos viendo la consecuencia de la colisión de los agujeros negros”.

Como consecuencia de la prueba fotográfica de un agujero negro, Herrera explica que “los físicos siempre quisimos ver esa mancha negra que, aunque de una manera difusa en esta fotografía, nos muestra el horizonte de eventos”.

¿Qué es el horizonte de eventos?

El horizonte de eventos es la frontera. Menciona Herrera que es: “Una línea o una superficie alrededor del objeto. Este objeto extremadamente masivo que ha acumulado una tal cantidad de materia, que su fuerza gravitacional es gigantesca. Y al acumular una gran cantidad de materia, genera esta fuerza y se crea este Horizonte de eventos”, detalló.

“Sin más ni menos, si cruzas esa línea ya no puedes salir, no hay objeto que pueda salir de esa región es una deformación del espacio y tiempo, es lo importante de la fotografía, eso se muestra ahí”.

Para obtener la fotografía, el Doctor Herrera mencionó que se contó con ocho telescopios, después con ello “formaron una red gigantesca del tamaño del mundo y entre ellos se encuentra el telescopio mexicano ´El Gran telescopio milimétrico´. Se encuentra en el parque pico de Orizaba, en Sierra Negra”.

Con ello, el Doctor en ciencias especifica después que no solo se trata de una imagen representativa para la ciencia, sino también para la cultura que tiene que ver de los cuestionamientos ¿de dónde venimos? y ¿a dónde vamos?

Científicos mexicanos en el mundo

A pesar de que ha trabajado desde hace 25 años en el experimento, llamado ALICE (proyecto internacional) el doctor mencionó que en México también se diseña y construye parte del detector.

De igual forma, el Doctor Herrera destacó la participación de México, pues a nivel internacional es muy importante. Esto confirma que el país se ve “cada vez mejor” en el panorama internacional.

“Yo creo que ha habido un progreso enorme de la ciencia mexicana y creo que cada vez estamos más incrustados en el conocimiento internacional de las naciones que están generando”.

Sin embargo, los recortes, hechos en este sexenio a los investigadores, afectaron bastante el mundo de la ciencia.

En el cual, el Doctor Herrera destaca que el Gobierno “consideró que tener un seguro de gastos médicos mayores era un privilegio y nos lo quitó, cuando para los que trabajamos en laboratorios de fuera es una obligación”.

“Yo no puedo entrar en el Centro Europeo de Investigaciones Nucleares si no cuento con un seguro de gastos médicos mayores. Yo no puedo bajar a la caverna y trabajar y exponerme a radiaciones, porque el laboratorio no me lo va a permitir hasta que yo no tenga un seguro de gastos médicos mayores”, explicó.

No solo pasa con los físicos, también con los químicos y biólogos, quienes son expuestos a virus o sustancias tóxicas.

Y esto no es por tener privilegios, es una herramienta de trabajo para ellos, “tan es una herramienta de trabajo que en el mundo se les exige”.

“En consecuencia, con la falta del seguro de gastos médicos mayores, que nos quitó el gobierno, si queremos seguir trabajando debemos de adquirirlo, es decir: ´tenemos que pagar por trabajar´”.

“Resulta un poco ‘chocante’ porque no es que lo que tengamos que pagar porque nosotros queramos tener el privilegio, sino que de otra manera no podemos trabajar en el laboratorio”, comentó.

A pesar de que están desapareciendo espacios de discusión y se redujo el presupuesto, el doctor también ve lo positivo de estas reducciones, ya que algo favorable es que se abrieron, nuevamente, las convocatorias de CONACYT y se ve que va poco a poco, es decir “empiezan a tranquilizarse las aguas”.

¿El fin de la tierra se acerca?

Las estrellas deben de morir para que nazcamos, “el final de las estrellas representa el inicio de la vida”. El doctor explicó que la vida está hecha de elementos pesados y si no hubieran muerto las estrellas “no habría planetas, no habría vida”.

“Es necesario que las estrellas mueran para que todos esos elementos se dispersen en el espacio formando, entonces, los planetas en donde eventualmente aparecerá la vida”.

“La muerte es necesaria para que exista la vida y esa danza de las estrellas en la que se funden, es la danza de los agujeros negros para formar una mayor. Son fenómenos naturales y muchos de ellos acaban siendo muy prolíficos, en ese sentido”.

Sin embargo, de lo que va a ocurrir en el mundo depende del valor de un parámetro, siendo ésta la “constante cosmológica”.

Explica el Doctor Herrera que todos los fenómenos van evolucionando, pero entre todo hay una constante cosmológica “de la que conocemos muy mal su valor”, esta dependerá de cuánto más se expandirá el universo.

“Si es más alto entonces eventualmente el universo detendrá su proceso de expansión para comprimirse, entonces en un tiempo probablemente parecido al que tenemos al de la edad del universo, que son 13,800 millones de años, un tipo parecido, el universo se habrá contraído hasta generar un “Bin Crunch” o como se llama “un gran aplastamiento de todo lo que observamos”, detalló.

Deduce el doctor que el Universo se enfriará cada vez más, los objetos se van a separar más y llegará un momento donde habrá crecido tanto que no habrá ninguna partícula. Se desgarrará todo.

“Son los escenarios que se contemplan desde la física para el destino del universo, no sabemos cuál será”.

Pero para cuando esto ocurra, el sistema solar habrá desaparecido.

“En el sistema solar tenemos una estrella que es relativamente pequeña, pero que en algún momento agotará su combustible. Las estrellas viven de quemar hidrógeno y producir helio para generar calor y luz, y en algún momento los materiales que dan esa combustión se agotan”.

Pero antes de que eso pase la estrella va a crecer tanto que llegará al planeta y evaporará todo lo que existe en el planeta. “Eso va a ocurrir mucho antes de que el universo termine con un Big Crunch” o en una expansión sin fin.

Gravity y otras películas de Ciencia ficción

En el libro se aborda la literatura, la filosofía y películas con respecto a los temas que tratan sobre el espacio, entre ellas una que destacó el Doctor fue la película del director Alfonso Cuarón Gravity, que a pesar de haber “ganado una enorme cantidad de Oscares, desde el punto de vista científico, fue extremadamente mala”.

“Creo que es una de las peores películas, de los últimos tiempos. Está comentada en el libro y esta comentado por qué, desde el punto de vista científico, es tan mala”.

Sin embargo, una película que es considerada por el doctor Herrera como la mejor es Interstellar.

“Tiene una física impecable, está elaborada de una manera muy sofisticada y muy rigurosa. Tuvo la asesoría de Kip Thorne, que es un físico extraordinario: premio Nobel de física y estuvo detrás del descubrimiento de las ondas gravitacionales”.

Kip Thorne es el productor y asesor científico de la película Interstellar, “película que muestra muchos aspectos de la física y que lo hace de una manera bastante cuidada”.

Ante los estudios del espacio y las investigaciones relacionadas a ello, el Doctor finalizó con que le gustaría hacer tecnología aplicada para la investigación humana.

Con un laboratorio de rayos X, busca mejorar las imágenes radiográficas para mejorar la calidad y diagnosticar el cáncer de mama, siendo este un problema grave en México.

“No es nada fácil, pero sería extraordinario poder cerrar proyectos en esa dirección”.

Fuente: ifobae.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment