El Foro, creado en 2002, ha servido de enlace entre gobierno, empresas y científicos

El Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), un organismo asesor del poder ejecutivo y legislativo en materia de ciencia y tecnología, podría desaparecer si no recibe pronto los fondos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) para continuar sus operaciones.

El congelamiento del financiamiento al Foro forma parte de una estrategia más amplia de reestructuración del sector de CTI promovida por el CONACYT, según expresó su directora general, Elena Álvarez-Buylla en entrevista con SciDev.Net. Los cambios incluyen revisar el papel que han tenido este tipo de organismos externos, como otros consejos asesores, academias y sociedades científicas.

El FCCyT fue creado en 2002 por la Ley de Ciencia y Tecnología con el objetivo de facilitar el diálogo entre distintos sectores del sistema de ciencia y tecnología y el gobierno para proponer políticas vinculadas al sector. Para muchos científicos, su importancia radica en la posiblidad de emitir opiniones independientes al gobierno.

A pesar de que la ley establece que el CONACYT debe financiar su operación, la nueva administración alega que no se encuentra obligada, “pues se trata de una asociación civil, esto es, una persona moral de derecho privado”, según el boletín emitido el 30 de julio, que refleja los resultados de una consulta realizada a la Secretaría de la Función Pública, instancia contralora del gobierno.

En otro comunicado, publicado el día anterior, el Consejo dijo que el Foro ha realizado gastos excesivos para su funcionamiento, por lo que consideraría la posibilidad de fiscalizar sus recursos de ahora en adelante.

En respuesta, el foro organizó dos conferencias de prensa y emitió comunicados en los que destaca su transparencia financiera y su disposición a establecer un acuerdo para disminuir sus gastos. “Todos hemos hecho un trabajo de austeridad, pero tiene que haber una base de operación para lo básico. Una cosa es austeridad y otra es multiplicarse por cero”, dijo Julia Tagüeña, su coordinadora actual.

Sin embargo, agregó, hasta la fecha no han recibido una justificación oficial sobre los motivos por los cuales se incumple la ley al no transferirse los fondos. El Foro asegura que requiere alrededor de US$ 350 mil anuales (7 millones de pesos mexicanos) para operar los proyectos que desarrolla, de los cuales obtiene la mayor parte de su financiamiento.

Estos proyectos incluyen la elaboración de documentos diagnóstico sobre el sector y organización de eventos para fomentar el diálogo entre diversos actores, entre otros.

Álvarez-Buylla remarcó estar abierta al diálogo, pero puso en entredicho la autonomía del Foro. “Es autónomo entre comillas, porque desde que se formó como una pequeña corporación, todo el presupuesto ha venido asignado por el CONACYT”, comentó a SciDev.Net.

Fuente: scidev.net

Pin It

Comentarios potenciados por CComment