En la nota a que hacen alusión, se dice: “Para establecer la prohibición del cultivo de organismos genéticamente modificados (OGMs) en el país y profundizar en medidas de bioseguridad, decenas de personas y organizaciones pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador emita un decreto, ya que es prioritario proteger los bienes comunes, las semillas y la diversidad biocultural”.

Científicos galardonados con los Premios Nacionales de Ciencia y Tecnología, investigadores de la UNAM e IPN, integrantes de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería y de la Academia Mexicana de Ciencias solicitarán al presidente Andrés Manuel López Obrador que desoiga las peticiones “desinformadas” para cancelar el aprovechamiento de los Organismos Genéticamente Modificados, algunos de ellos llamados “transgénicos”.

En una carta firmada por más de 130 científicos y que será entregada este miércoles 31 de julio en Palacio Nacional, miembros de la comunidad académica relacionados con la biotecnología,la bioingeniería, la genómica y otras disciplinas manifiestan su preocupación por la posibilidad de que se expida un decreto presidencial que impida trabajar con OGM en detrimento de la salud de la población y la pretendida autosuficiencia alimentaria que busca el actual gobierno.

“Nos manifestamos en contra de la petición, desinformada, antidemocrática e impráctica de un grupo, dada a conocer el día 27 de junio en el diario La Jornada, en el sentido de expedir un decreto presidencial que cancele el diseño, desarrollo, evaluación y aprovechamiento de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), incluyendo los transgénicos de cualquier tipo, en nuestro país”.

El documento está dirigido al presidente López Obrador, al Secretario de la Sader, Víctor Villalobos, al secretario de la Semarnat, Víctor Toledo, al secretario de Salud, Jorge Alcocer, y al jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

“El pretendido decreto prohibitivo no tiene fundamento en ninguno de los ordenamientos vigentes relacionados con bioseguridad, ni con los relativos al desarrollo sustentable ni de autosuficiencia alimentaria ni menos con derechos sociales que se suponen vulnerados; en aquella petición se solicita un veto, sin ofrecer una sola prueba confiable, o bien haciendo argumentaciones con datos incompletos y criterios preconcebidos”.

En la nota a que hacen alusión, publicada el 27 de junio, se dice: “Para establecer la prohibición del cultivo de organismos genéticamente modificados (OGMs) en el país y profundizar en medidas de bioseguridad, decenas de personas y organizaciones pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador emita un decreto, ya que es prioritario proteger los bienes comunes, las semillas y la diversidad biocultural”.

Entre esas “decenas” de personas se cuentan el pintor Francisco Toledo y la Chef Mónica Patiño, quienes carecen de cualquier clase de credenciales científicas.

En su carta, los activistas antitransgénicos solicitaron a López Obrador un decreto que establezca “las condiciones de una política integral de bioseguridad en México, que incluya legislación y acciones de gobierno que aseguren los derechos y la preservación de la integridad de México como centro de origen del maíz y de otras especies fundamentales para la alimentación mundial, humana y animal”.

Pero, de acuerdo con los científicos firmantes de la misiva que se ha difundido hoy 30 de julio en redes sociales, “los OGMs son seguros y se encuentran presentes como variedades de cultivos agrícolas o cepas de microorganismos benéficos para diversas aplicaciones alimenticias y farmacéuticas.

“A más de dos décadas desde su adopción productiva por diversos países, existe un extenso consenso internacional, avalado evidencias científicas accesibles, completas y confiables, de que las variedades GM que han sido aprobadas y que se cultivan y consumen globalmente, no representan riesgos para la población ni para los ecosistemas”.

Enfatizan que en el mundo los cultivos transgénicos ya cumplen 23 años de estar presentes, junto con desarrollos tales como proteínas bioinsecticidas, enzimas que controlan malezas, plantas que toleran mejor las sequías, o granos con mayores contenidos nutricionales. Lo anterior ha permitido, dicen, que los suelos y aire de México dejen de recibir grandes cantidades de plaguicidas sintéticos, ellos sí, dañinos para la salud.

Piden al jefe del Ejecutivo no atender la petición de los activistas, ya que “parece ignorar que las autoridades competentes en tres secretarías federales de nuestro país —responsables en materia de salud, agricultura y medio ambiente— han revisado y dictaminado desde hace más de 10 años, un considerable número de solicitudes de aprobación de nuevas variedades de cultivos genéticamente modificados (GM)” que pueden coexistir con otros sistemas de producción.

Asimismo, desarrollan de manera minuciosa la serie de contradicciones técnicas, científicas y legales en que incurren los peticionarios del “decreto” en contra de los OGM.

La carta de los especialistas es pertinente en estos momentos, habida cuenta que la actual titular del Conacyt, Elena Álvarez Bullya, se ha manifestado recurrentemente en contra de los cultivos transgénicos, por motivos puramente ideológicos y de corte “espiritual”, sin fundamentos científicos y que el propio presidente ha manifestado su intención de “no permitir” los transgénicos, a pesar de que claramente, no comprende de qué se trata.

Para cerrar su misiva, señalan: “debe quedar claro que quienes solicitan este veto, en su gran mayoría, desconocen o no aprecian claramente que su propuesta atenta contra la suficiencia alimentaria, el cuidado de la salud y la gestión ambiental, y que afectaría múltiples derechos, institucionales, colectivos e individuales, al pretender cancelar el uso y disfrute de los avances de la ciencia y la tecnología, que ha quedado establecido constitucionalmente.

“No tiene el menor sentido sustraerse de una de las trayectorias científicas y tecnológicas más poderosas y versátiles de las que dispone la humanidad para afrontar muchos de los más graves problemas que nos impiden encauzarnos como nación, hacia el desarrollo sustentable en un contexto democrático.

Los firmantes de la carta son:

Edith Agama Acevedo, José Antonio Alonso Pavón, Ángel Gabriel Alpuche Solís, Reynaldo Ariel Álvarez Morales, Sergio Aranda Ocampo, Katiushka Arévalo Niño, Gerardo R. Argüello Astorga, Mario Arteaga, Nelson Avonce Vergara, Antonino Báez Rogelio, Hugo Barrera Saldaña., Luis Arturo Bello Pérez, Roberto Best Brown, Carlos A. Blanco, Francisco Bolívar Zapata, Martín Bonfil Olivera, Luis Gabriel Brieba de Castro, Sergio Casas Flores, Maria Emilia Beyer, Edmundo Castillo Rosales, Federico Castro Muñozledo, Miguel Angel Cevallos Gaos, Pablo Cruz Morales, Stefan de Folter, Patricia De Gortari, Rebeca de Gortari, Horacio De la Cueva, Sergio de los Santos, Sergio Edgardo de Régules Ruiz-Funes, John Paul Délano Frier, José Luis Delaye, Daniel Domínguez, Joseph Dubrobsky, J. Adelfo Escalante Lozada, Martha Espinosa Cantellano, Amelia Farrés González S., Mario Fernández Zertuche, Luis Bernardo Flores Cotera, Jordi Folch Mallol, Enrique Galindo Fentanes, Edith Gama Acevedo, Sergio García Galindo, Adrián García Hernández, Alma Rosa García Martínez, José Antonio Garzón Tiznado, Lorenza González Mariscal, Adolfo Gracia, Isabel Guerrero Legarreta, Martha Guerrero Olazarán, Angel Arturo Guevara Niebla, Gustavo F. Gutiérrez, Diego Gutiérrez Galeano, Adolfo Guzmán Arenas, Ángela Corina Hayano Kanashiro, Georgina Hernández Delgado, Alfredo Heriberto Herrera Estrella, Virginia Aurora Herrera Valencia, María Eugenia Hidalgo Lara, Jorge Eugenio Ibarra Rendón, Juan Francisco Jiménez Bremont, Miguel Lara Flores, Joel Lara Reyna, Alvaro Lara, Alfonso Larqué Saavedra, Antonio Eusebio Lazcano Araujo, Sylvie Le Borgne, Alexei F Licea Navarro, Cuauhtémoc Licona, Héctor López Hernández, Agustin de Jesús López Herrera, Héctor López López, Luisa Alhucema López Ochoa,

Agustín López-Munguía C., Rodolfo Marsh Moreno, Lorenzo Martínez, Ana Meda Guardiola, Rodrigo Méndez Alonzo, Angélica Meneses, Yuridia Mercado, Mario Alberto Miranda Salcedo Luis Mochan Backal, Oscar Monroy Hermosillo, Alejandro Monsiváis Carrillo, Maria Alejandra Mora Avilés, Eduardo Morales, Victor R. Moreno Medina, Verónica Narváez Padilla, Adalberto Noyola Robles, María del Carmen Núñez Santiago, José Luis Nuño Ayala, Neftalí Ochoa Alejo, Gabriela Olmedo Álvarez, Jaime Ortega López, Jaime Enrique Padilla Acero, Jaime Parada Ávila, Carmen Nina Pastor Colón, Lorena Leticia Pedraza Segura, Ruth Pedroza Islas, Santy Peraza Echeverría, Benito Pereyra Alférez, F. Javier Plascencia de la Parra, Lourival Domingos Possani, Lilia Areli Prado Barragán, Carmen Quinto, Octavio Tonatiuh Ramírez Reivich, Fabiola Guadalupe Ramirez Torres, Sergio Revah, Yolanda Reyes Vidal, Enrique Reynaud, Rafael Rivera Bustamante, Romina Rodríguez Sanoja, José Luis Rodríguez López, J. Concepción Rodriguez Maciel, Luis Carlos Rodríguez Zapata, David R. Romero Camarena, Juan Manuel Romero Ortega, Enrique Rudiño Piñera, Roberto Ruiz Medrano, Adolfo Sánchez Valenzuela, Jorge Manuel Santamaría Fernandez, J. Gerardo Saucedo Castañeda, Concepción Keiko Shirai Matsumoto, Gloria Soberón Chávez, Mario Soberón Chávez, José Luis Solleiro Rebolledo, Luis Enrique Sucar Succar, Patricia Tamez Guerra, Irineo Torres Pacheco, Mauricio Alberto Trujillo Roldán, José Utrilla Carrieri, Brenda Valderrama Blanco, Norma Adriana Valdés Cruz, Jesús Valdés Martinez, Víctor Valdéz

López, Ángeles Valdivia López, Martín Pedro Vargas Suárez, Jorge Manuel Vázquez Ramos, Myrna Cecilia Villanueva Guevara, María Luisa Villarreal Ortega, Emiliano Villordo Pineda, Beatriz Xoconostle Cázares, José Juan Zúñiga Aguilar.

Fuente: etcétera.com.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment