Investigadores sanitarios mexicanos convocaron a voluntarios para participar en la fase clínica II del desarrollo de la vacuna nacional Patria contra COVID-19, informó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

"Participa en el estudio fase II de refuerzo de la vacuna Patria. Puedes participar si vives en la CDMX", dice la convocatoria a personas de 18 años o más que ya recibieron un esquema completo de alguna de los fármacos que se aplican en el país.
El objetivo de esta fase II de las investigaciones es evaluar el uso de la vacuna mexicana como refuerzo para personas previamente inoculadas.

"Este estudio tendrá duración de un año, durante el cual se dará seguimiento a los y las participantes con visitas presenciales y llamadas telefónicas", indica el comunicado de Conacyt.

El diseño y revisión del proyecto científico fue presentado ante el regulador estatal, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, que autorizó al organismo investigador pasar a la primera de las tres fases clínicas, según las normas sanitarias para probar la investigación en pacientes voluntarios sanos.

Después de haber sido probada en animales, el 13 de abril de este año, el organismo estatal de investigación científica anunció que comenzaba a probar el biológico en humanos, para la primera fase de ensayos clínicos de seguridad, aplicada entre 90 y 100 personas.

Requisitos y plan de investigación

Para participar en la investigación de la fase II, los voluntarios deberán haber recibido un esquema completo de las siete vacunas que se han aplicado en México: Pfizer, CanSino (una dosis), SinoVac, Johnson & Johnson (una dosis), AstraZeneca, Sputnik V y Moderna.
La población convocada es la que vive en la Ciudad de México.
Los aspirantes a voluntarios deben haber recibido la última dosis "al menos cuatro meses antes de participar en el estudio", detalla el anuncio.

Las personas deben tener buen estado general de salud, además de no haber presentado enfermedades respiratorias durante los últimos 21 días, y no estar embarazadas ni lactando, indican los requisitos.

En caso de personas con alguna enfermedad crónica con manejo médico "debe estar controlada y estable sin cambios en el tratamiento durante los últimos tres meses".
Finalmente, la convocatoria aclara que no debe participar en otro ensayo de vacunas en este país, como en los de la china Cansino, entre otras.

El calendario de las fases de pruebas comenzó en abril y mayo de 2021, y la segunda fase estaba prevista para en junio y julio, pero la convocatoria demoró hasta diciembre.

La fase final de prueba (tercera) incrementará el número de voluntarios para lograr la aprobación de uso de emergencia, que estaba prevista para noviembre de este año.
En el proyecto participan científicos y expertos en innovación, el laboratorio estatal Birmex, y el laboratorio privado Avimex, especializado en la producción de biológicos.

La vacuna utiliza como un vector viral de la Enfermedad de Newcastle que no es dañina en humanos, como vehículo que lleva un gen que codifica para producir la proteína del SARS CoV-2 en las células.

Como resultado, las células producen la proteína del patógeno, y el tercer paso ocurre "cuando el sistema inmunológico produce anticuerpos sin causar enfermedad", según los ensayos probados en roedores y cerdos, dijo Conacyt en aquella ocasión.

En el desarrollo participan tres científicos expertos mexicanos en diseño molecular e inmunología

Estos expertos mexicanos obtuvieron posgrado en las universidades de Zurich, Viena, Salamanca y la Escuela de Medicina Monte Sinaí de Nueva York.

En México han fallecido 296.721 por la pandemia de COVID-19, y los contagios confirmados son más de 3,9 millones.

Fuente: sputniknews.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment