Los registros satelitales y datos paleográficos actuales han proveído al IPCC de las bases necesarias para abordar las problemáticas del clima

Gracias a sus conocimientos en oceaonología y modelación climática númerica, la doctora Ruth Cerezo Mota se convirtió en la única científica mexicana que pertenece al Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en iglés), organismo que tiene el propósito de combatir el calentamiento global, en el participan científicos de 64 países.

La oceanóloga, perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con más de 10 años de experiencia en el campo, participó en la elaboración del capitulo ocho del sexto informe del cambio climático, apartado dedicado a los cambios en el ciclo del agua, que fue publicado el pasado 9 de agosto.

Su recorrido

La experta egresada de la Universidad Autónoma de Baja California expresó, en un comunicado, que el motivo de su interés por las ciencias oceánicas y atmosféricas, comenzó cuando un conocido le mostró un album de algas marinas.

“Él se fue a estudiar oceanología, en Ensenada, y en las primeras vacaciones que regresó trajo un álbum de algas marinas; nos contó que la escuela estaba pegada al mar y que iban a colectar algas. Yo en aquella época las imaginaba, si acaso, como el sargazo, pardas, y no, hay de muchos colores: rojas, rosas, verdes. Y me pareció tan interesante, tan mágico, tan exótico, que dije: eso quiero ser y estudié oceanología”, dijo la doctora.

Esto fue sólo el punto de quiebre que la llevó a realizar líneas de investigación enfocadas a la modelación climática, materia que estudia la variabilidad del clima y "los eventos extremos de precipitación".

Ruth Cerezo, además, realizó doctorados en universidades como Oxford y la de California, en Estados Unidos, así como Cape Town en Sudáfrica.

Debido a su experiencia recopilada alrededor del mundo, fue nombrada en 2018 investigadora asociada con el cambio climático, y posteriormente aceptada en el grupo uno de la IPCC, donde colaboran cerca de 234 expertos, enfocados a recabar artículos científicos, relacionados con las ciencias químicas de la atmósfera, suelo, agua, oceonografía y ciencias de la tierra. Estos documentos son utilizados para analizar el progreso y evolución de la contaminación atmosférica.

¿Cuál es la función del IPCC?

La comunidad científica ha alertado sobre el impacto de la contaminación producida por el ser humano y sus estimaciones futuras en materia de cambio climático. A inicios de la década de 1950 comenzaron las primeras sospechas sobre las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) en el mundo, esto llevo a la recopilación de datos que impulsó la creación del IPCC en 1988: grupo que hasta la fecha, tiene le propósito de investigar el cambio climático con documentos universales y no basados en una investigación única.

El primer informe del grupo de los 400 científicos se presentó en 1990 y fue el comienzo de la afirmación del calentamiento atmosférico de la Tierra, desde ese entonces hasta el pasado 9 de agosto se han elaborado seis informes con la ayuda de expertos de diferentes áreas de conocimiento.

La recopilación de estos documentos es relevante, ya que es una base decisiva para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

El sexto informe de la IPCC bajo la mirada de Ruth Cerezo

De acuerdo con el comunicado, la oceanóloga explicó que hoy se cuenta con más información sobre el cambio climático debido a los registros satelitales y los datos paleográficos, ciencia que estudia las escrituras antiguas.

La doctora también destacó que hubo cambios en el último informe, ya que en el penúltimo se abordaban los temas por separado y ahora, los científicos habían decidido trabajar el documento de una forma integral, lo que representó todo un reto.

“Lo cual lo hace complicado, porque entonces nos tienen que juntar a especialistas de diferentes áreas a trabajar a todos juntos y que además quede un balance de la información; pero también para el lector es más fácil, porque ya lo ves como un sistema, porque queda claro que al modificar una pieza de ese sistema alteras todo”, expuso la investigadora.

Con respecto a los resultados de informe, Cerezo Mota explicó que aunque el mensaje del estudio prioriza que el cambio climático existe y es causado por la actividad humana, esta fue la primera vez que se convirtió en el mensaje principal, por lo que es dificil que la comunidad insista en que los daños ambientales son algo natural.

“Es la primera vez que ese mensaje, con esas palabras, queda ahí, abriendo el documento, por eso ha sonado mucho. El presidente de la ONU manda ese mensaje tan fuerte, de que debería ser la llamada final para la era del combustible fósil, que suenan las alarmas de urgencia, porque el cambio climático es real”, puntualizó.

El sexto informe está abierto para el público general y se puede revisar en la página oficial: AR6 Cambio climático 2021: la base de la ciencia física

Fuente: eluniversal.com.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment