Entre los factores que retrasaron el avance de los ensayos clínicos está la tercera ola de covid-19, en especial por la variante Delta

La vacuna anticovid mexicana, Patria, se encuentra aún en estudios clínicos fase 1; es decir, presenta un rezago con respecto a lo inicialmente programado, por lo que no se podrá cumplir el compromiso de aprobar su uso de emergencia para finales de 2021, como lo anunció el gobierno federal.

En un reciente comunicado del gobierno, se informó que “el estudio clínico fase 1 dio inicio el 20 de mayo de 2021 y se proyecta concluir las tres fases de estudios clínicos en humanos durante el cuarto trimestre de 2021, para contar con la primera vacuna mexicana contra el covid-19 aprobada para uso por emergencia a finales de 2021”.

Sin embargo, personal involucrado en el desarrollo vacunal reconoció a MILENIO que en septiembre apenas anunciarán el inicio de la fase clínica 2 de la vacuna Patria contra SARS- CoV-2, diseñada con un vector recombinante de la enfermedad de Newcastle, propuesta por el Laboratorio AVIMEX.

Una de las razones fue el arranque de la campaña Correcaminos y la presencia de la tercera ola, sobre todo de la variante Delta, así como la alta incidencia de enfermos y mortalidad por covid.

Para el desarrollo de dicho biológico, el gobierno federal “otorgó un financiamiento de 135.3 millones de pesos para la realización de los estudios clínicos fase 1 y fase 2 en humanos”.

En el proyecto están involucrados la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaría de Salud, asimismo el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) coadyuvó en el escalamiento piloto de la vacuna Patria en apego estricto de las “Buenas Prácticas de Manufactura”, así como en el establecimiento de todos los elementos críticos para llevar este desarrollo hasta su escalamiento industrial.

El 13 de abril de 2021, la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla informó que los primeros lotes de la vacuna contra covid-19 ya se habían producido para arrancar el ensayo clínico fase 1 con 90 a 100 voluntarios de la Ciudad de México, personas saludables de entre 18 a 55 años.

María Elena Álvarez-Buylla también presentó las fases del desarrollo de la vacuna:, fase 1 se llevaría a cabo entre abril y mayo; fase 2 de junio-julio, y fase 3 entre agosto y octubre del 2021.

La protección consistía en presentar entre noviembre y diciembre de 2021, el biológico ante Cofepris para su autorización de uso de emergencia y, con ello, obtener “ahorros de hasta 855 por ciento con respecto a la adquisición de vacunas extranjera” y reconoció que en ciencia “hay incertidumbre, pero tenemos confianza muy sólida para que llegue a ser un desarrollo vacunal mexicano“.

En el desarrollo participan científicos de universidades nacionales e internacionales, así como de los Institutos Nacionales de Salud pública en México y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para la parte de investigación clínica.

En el país se identificaron cuatro desarrollos vacunales contra covid 19, uno de ellos Patria. Sumando a esta iniciativa, se identificaron y financiaron con 6 millones de pesos, tres desarrollos vacunales contra el covid-19 desarrollados por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), UNAM y Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en sus fases iniciales de madurez tecnológica.

En el tercer informe de gobierno se destacó de manera particular, el candidato vacunal desarrollado por investigadores de la UASLP estará listo para su escalamiento piloto y para iniciar la etapa de estudios preclínicos en animales durante el segundo semestre de 2021.

Y se identificó un desarrollo vacunal adicional propuesto por investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, el cual está listo para iniciar ensayos preclínicos.

Como parte de la estrategia para recuperar la soberanía en la producción de vacunas y otros biofármacos, se desarrolló la propuesta de articulación estratégica para la creación de la Coordinación Nacional de Investigación en Enfermedades Emergentes, Tropicales e Infecciosas. Se trabaja en proyectos específicos de investigación científica contra anti-salmonella.

En innovación, el gobierno federal durante el mes de noviembre del 2020 se realizó la ministración de 10 proyectos por un monto de 380 millones de pesos, y hacia junio 2021 se encuentran en desarrollo. Con estos apoyos estratégicos se impulsan las capacidades científicas y tecnológicas orientadas a contribuir con el bienestar nacional e independencia en dispositivos médicos para la atención de padecimientos cardiovasculares, fármacos anticancerígenos; y la creación y fortalecimiento de dos Laboratorios Nacionales.

Fuente: milenio.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment