Se requiere cercanía real con los procesos de generación, transferencia y aplicación del conocimiento

Agencia ID/Noticyti. México tiene el enorme desafío de convertirse en un país que además de ser generador de conocimiento también sea capaz de vincular los avances científicos y tecnológicos con los sectores social y productivo en todo un entorno nacional e internacional, expuso la presidenta de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados, Marivel Solís.

Su postura fue hecha en el llamado “Foro nacional de legisladores en materia de ciencia, tecnología e innovación (CTI)”, organizado por la citada Comisión para analizar el proyecto del Plan Nacional de Desarrollo (PND.

La reunión se efectuó en El Congreso de Morelia en conjunto con la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología (REDNACECyT) y en ella se abordó la problemática respecto de la inversión para la innovación en el país.

“Creo que impulsar fuertemente a los jóvenes emprendedores es la clave para el desarrollo de nuestro país. México tiene un enorme desafío de convertirse no solo en un polo generador de conocimiento sino, también, en un país capaz de vincular los avances científicos y tecnológicos con los sectores social y productivo en todo un entorno nacional e internacional”, dijo la diputada Marivel Solís, presidenta de la CCTI, en su intervención.

Por su parte, el maestro Alonso Huerta, presidente de la REDNACECyT, propuso replantear la relevancia del tema de ciencia y tecnología dentro del PND, dado que apenas ocupa un párrafo de cinco renglones en la presentación de este documento.

“Creemos que esto debería replantearse, evaluarse y darle un papel mucho más preponderante al tema de CTI porque el modelo de desarrollo que actualmente existe en el mundo no puede distanciarse o alejarse mucho de los procesos de generación, transferencia y aplicación del conocimiento”, dijo Huerta.

La importancia de invertir en innovación tecnológica

Si bien la importancia de la ciencia radica en la constante generación de nuevos conocimientos, el siguiente paso es ponerlos al servicio de la sociedad para mejorar sus sistemas económicos y su calidad de vida.

La doctora Delia Aidee Orozco, directora adjunta de Desarrollo Tecnológico, Vinculación e Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) dijo que “la innovación no es solamente crear nuevos productos o aplicaciones sino también renovar y generar procesos de mejora continua en las formas de producir bienes y servicios. Estamos en un proceso de evolución profunda, es necesario cambiar, transformar, innovar para mejorar”.

Sin embargo y aunque invertir en innovación sería una de las primeras tareas para resolver conflictos como el cambio climático, a la fecha sigue siendo un tema pendiente en México, tanto por parte del gobierno como del sector empresarial, sobre todo, después de la desaparición del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI), como lo señaló el ingeniero químico Víctor Manuel Alcérreca, vocal de la REDNACECyT y presidente del Consejo Quintanarroense de Ciencia y Tecnología.

“Tenemos la necesidad de incentivar la participación del sector privado. El PEI Es un recurso que tenemos que revisar porque de otra manera no logramos que el sector que mueve importantemente la capacidad de producir y de obtener utilidad, que es el sector privado, le invierta a este concepto que en otros países es vital”, dijo Alcérreca.

Pero esto no será posible si no alcanzamos antes la meta de 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) como inversión pública para la ciencia, concluyó la doctora Brenda Valderrama Blanco, representante de la Academia de Ciencias de Morelos (ACMor), quien hizo notar que dicho porcentaje equivaldría a 100 mil millones de pesos (MDP) y que, sin embargo, en la actual administración pasamos de 54 mil MDP a solo 49 mil MDP.

Además, enlistó un decálogo de acciones que el PND debería de tomar en consideración, entre ellos que el activo más valioso del siglo XXI es el conocimiento, que el acceso al conocimiento científico y a la tecnología son un derecho humano y que es indispensable elevar la cultura científica de la población, por lo que el Estado deberá generar los instrumentos necesarios para que México pueda contar con una política nacional de desarrollo científico y tecnológico de largo aliento.

La mesa de discusión fue moderada por la diputada Alejandra Pani Barragán y el presídium inaugural del evento contó con la presencia de la diputada Naida Josefina Díaz Roca, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos, así como de representantes del sector productivo y tecnológico, como: Eduardo Sánchez Martínez, presidente de la asociación Impulso Social de México, y Mario Alberto Reyna Rojas, presidente de la Asociación Mexicana de Divulgación de Innovación, Ciencia y Tecnología (AMEDICyT).

Pin It

Comentarios potenciados por CComment