Enrique Castro Camus, distinguido investigador mexicano que se encuentra desde septiembre de 2019 en una estancia sabática en Alemania, trabajando para Philipps Universitat Marburb, en una de la universidades más importantes en su género de Europa, le fue rescindido su contrato laboral en el Centro Público de Investigación (CPI) del Conacyt, e investigador del Centro de Investigaciones en Óptica de México, sin tomar en cuenta su importante desarrollo científico en nuestro país.

Por minucias administrativas y problemas de comunicación derivados por la pandemia mundial, el investigador mexicano solicitó en tiempo y forma una extensión a su año sabático, sin goce de sueldo, para resolver su traslado a México, que fuera en el momento oportuno para poder viajar junto con su familia (esposa e hijos).

Además de finiquitar algunos trabajos de investigación encomendados en Alemania, por lo que en septiembre de 2020, tanto en CIO como la universidad alemana, le otorgaron tres meses más para efectuar su retorno, así lo dio a conocer en exclusiva Enrique Castro.

Debido a la alta productividad del investigador y ante la incertidumbre de la pandemia, la universidad alemana le ofreció un puesto de prestigio por un año a partir de enero de 2021, por lo que solicitó a los directivos mexicanos del centro de investigación CIO, vía e-mail, autorizar su continuidad en la Philipps Universitat Marburb. Por lo que se llevó una votación en el Consejo Técnico Consultivo Interno, el cual le fue favorecido por mayoría continuar su estancia.

Sin embargo, Rafael Espinosa Luna, director general del CIO, le negó autorizar la licencia sin goce de sueldo, a pesar del acuerdo a su favor del consejo CTCI (CTCI20/IVRO/2R).

Ante este hecho, trabajadores del Centro de Investigaciones en Óptica solicitan de manera respetuosa la intervención de la Dra. María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), atender este hecho de injusticia para el investigador Castro Camus, a quien se le notificó por parte de la administración del CIO que el día 17 de marzo del presente año terminó su relación laboral con el investigador mexicano.

Dicha decisión, además de injusta, perjudicará al trabajo científico nacional e incrementará la fuga de cerebros del país, por la destacada trayectoria académica y científica de Enrique Castro.

Fuente: eldiariodecoahuila.com.mx

 

 

 

 

 

 

Pin It

Comentarios potenciados por CComment