A petición de México, autoridades de Estados Unidos trabajan para recuperar los documentos acreditados a Hernán Cortés

En septiembre, una casa de subastas de Nueva York puso a la venta un tesoro poco común: una carta de cinco siglos de antigüedad que revela una intriga política que involucró a Hernán Cortés, el famoso líder de la fuerza española que conquistó lo que hoy es México.

Los papeles de Cortés rara vez llegan al mercado. Se esperaba que el documento de 1521, ofrecido por Swann Galleries, alcanzara entre 20,000 y 30,000 dólares. Iba a ser así, hasta que un intrépido grupo de académicos de México y España ayudó a frustrar la venta.

Buscando catálogos en línea de casas de subastas globales y aprovechando el tesoro fotográfico personal de uno de los investigadores que contenía documentos coloniales españoles, rastrearon su procedencia hasta el Archivo Nacional de México (AGN), el equivalente local de los Archivos Nacionales en Washington. Una imagen de esa carta de 1521 capturada por un proyecto de genealogía desempeñaría también un papel de apoyo.

Es más, los detectives aficionados desenterraron nueve documentos más vinculados a Cortés ofrecidos de 2017 a 2020 por casas de subastas en Nueva York y Los Ángeles, incluidas las conocidas firmas británicas Bonhams y Christie’s, que ahora se ha confirmado que faltan en el AGN, dijeron a Reuters funcionarios del archivo con sede en Ciudad de México.

Los funcionarios añadieron que algunos de esos documentos, alguna vez encuadernados en libros curtidos por el paso del tiempo, habían sido extraídos quirúrgicamente como con un bisturí.

“Es escandaloso”, dijo una de las detectives, María Isabel Grañén, una destacada figura cultural mexicana y estudiosa de los libros coloniales españoles del siglo XVI. “Estamos muy preocupados, no solamente por este robo sino por todo el robo y saqueo que existe de patrimonio nacional”.

Los nombres de los compradores y vendedores de los documentos de Cortés nunca fueron dados a conocer públicamente por las casas de subastas. Tal anonimato es común en una industria cuyos mecenas adinerados aprecian el sigilo.

Swann Galleries, que manejó media docena de papeles de Cortés, negó haber actuado mal. Christie’s, que tiene su sede en Londres y que puso dos a licitación, respondió que examina cuidadosamente la procedencia de todos los artículos que pone a subasta. Bonhams, otra firma londinense, subastó una y no quiso hacer comentarios. La casa de subastas de Los Ángeles Nate D. Sanders, que puso un documento de Cortés a la venta, no contestó a una solicitud de comentarios.

El enredo de Cortés llega en un momento de intenso escrutinio al comercio mundial de antigüedades. Países como México están atentos a las casas de subastas en busca de objetos potencialmente robados. Otros están exigiendo la repatriación de las reliquias que se exhiben en museos extranjeros.

Las pesquisas de los académicos han provocado indagaciones policiales en México y en Estados Unidos por parte de la agencia de Investigación de Seguridad Nacional (HSI) del segundo país, según ha revelado el reporteo de Reuters.

Un portavoz de la HSI no quiso hacer comentarios.

La agencia de noticias también es la primera en revelar que la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana ha solicitado la ayuda al Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés) para repatriar los 10 manuscritos faltantes, según Alejandro Celorio, consultor jurídico de esa cartera.

“Ya estamos en coordinación con el fiscal federal en el distrito de Nueva York”, dijo Celorio.

El DOJ no quiso hacer comentarios.

Fuente: Forbes.com.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment