Porque la cifra de los muertos por COVID en el país siempre han sido blanco de cuestionamientos en cuanto a su imprecisión

El matemático Raúl Rojas de la Universidad Libre de Berlín afirma que para saber el número real de decesos por COVID en México hay que multiplicar por 2.5 las cifras oficiales. “Extrapolando las cifras de exceso de muertes hasta abril deben ser ya medio millón de personas que han fallecido por COVID, por lo menos” y agrega: “la gestión de la pandemia en México ha sido un fracaso fenomenal”, comentó en entrevista para el diario El País.

El académico sigue diariamente las cifras del gobierno mexicano en cuanto a contagios de COVID-19, las muertes, las vacunas y las conferencias que emite la Secretaría de Salud respecto al avance avance del virus.

A finales de marzo pasado, el Gobierno mexicano admitió que el número real de muertos por la pandemia rondaba los 321 mil, pero al aplicar el modelo de multiplicar por 2.5 el investigador encontró que fueron 444 mil mexicanos los que murieron.

El matemático explica que cada país tiene un número de fallecimientos esperados al año. En México, con una población que ronda los 128 millones y una edad promedio de 29 años, se espera normalmente que mueran alrededor de 730 mil personas cada año. En Alemania, que tiene 83 millones de habitantes y una edad promedio de 35 años, la expectativa es que fallezcan unas 950.000 personas cada año porque su población es más vieja, agrega el matemático.

El subregistro, de acuerdo con Rojas, se debe a que no todas las personas mueren tras tener un diagnóstico confirmado de COVID-19 y por lo tanto, no entran en las estadísticas. Lo que hizo Rojas fue dividir esos 444 mil fallecidos entre los más de 600 mil que se esperaban y encontró que representaban un 70%.

“Ese número indica mucho mejor cuál es el peso de los decesos por COVID-19 en un país con respecto a los que habría que esperar normalmente y, además, cuál es el efecto psicológico sobre la población”, comenta.

Rojas atribuye los contagios y muertos por COVID en México a que se tiene más de un 50% de trabajadores en la informalidad, que tienen que salir a las calles y están expuestos al virus.

Pero el académico también cuestiona los mensajes gubernamentales: “se le dijo a la gente que las mascarillas no sirven, una verdadera estupidez o que siguieran saliendo a la calle y se tomaron medidas muy tarde”, lamenta, “esa situación de desigualdad, combinada con la mala gestión de la pandemia, fue el caldo de cultivo de lo que sucedió”.

Fuente: nacion321.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment