México se encuentra en una etapa en la que se puede avanzar en el desarrollo de fármacos de cannabis, entre ellos, los relativos para tratar el dolor, cuyo uso ya se ha aprobado en la mayoría de los países de Europa, coincidieron especialistas.

Geovanna Quiñonez Bastidas, doctora en ciencias en neurofarmacología y terapéutica experimental y académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que con la legislación sobre la regulación del cannabis –que se discute en el Congreso– se pueden abrir oportunidades para las primeras investigaciones.

En una conferencia sobre la materia, organizada por la Facultad de Medicina de la UNAM, señaló que es necesario avanzar en la medicina derivada de la planta, que se tengan establecidos los contenidos de las sustancias activas tetrahidrocannabinol y el cannabidiol, entre otros. Y resaltó que lo anterior no es lo mismo que cannabis medicinal pues ésta es cuando se obtiene un extracto, pero no se sabe qué tiene.

Andrés Navarrete Castro, miembro experto en la Comisión Permanente de la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos, expuso que hay un panorama científico muy amplio, ya que la prohibición de la mariguana y de otras sustancias sicoactivas, disminuyó por décadas el mundo de la investigación en la materia, hasta el año 2000.

No obstante, dijo que si bien hay mucha investigación sobre cannabis para la esclerosis múltiple, tratamiento de náuseas y vómito en quimioterapia, sobre el estrés postraumático y trastornos siquiátricos y neurológicos, “los estudios han sido limitados”, con metodologías distintas “y alguno de ellos son contradictorios”.

En este sentido, resaltó que se puede analizar, no sólo las propiedades ya mencionadas para consolidarlas, sino revisar los más de un centenar de cannabinoides. Un ejemplo, podría ser su uso para el dolor, “que puede llegar a ser discapacitante”. Aludió que es importante considerar los efectos secundarios. Refirió que en el año 1530, el conquistador Pedro Cuadrado es quien introduce en América la primera planta de cannabis.

Fuente: jornada.com.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment