El distinguido científico mexicano asegura que el estado no puede financiar toda la investigación

Agencia ID/Noticyti. Tomando como ejemplo Alemania, país donde dos terceras partes de la investigación recaen en centros privados y una tercera parte es financiada por el gasto público, el científico social Raúl Rojas González aseveró que mientras México no involucre a la industria nacional y extranjera a invertir en ciencia, tecnología e innovación, difícilmente logrará que en la materia se invierta el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El doctor Rojas González, profesor de matemáticas e informática en la Universidad Libre de Berlín, Alemania, aseguró que si bien en aquel país la participación tributaria que se otorga para investigación es de cerca el 3 por ciento del PIB, para mantenerse en la vanguardia e innovación recurre a la participación e inversión privada.

“En Alemania hay dinero para este rubro, pero sobre todo hay organización de centros científicos, una educación básica que permite formar investigadores y un sistema de academias que le dan un gran peso a la difusión de la ciencia para que a los jóvenes les surja el interés por todo lo que conforma la ciencia moderna”.

Además, desde su unificación de alemana en 1990, en el país el número de investigadores por millón de habitantes ha crecido en un 50 por ciento, resultado de la preocupación de seguir innovando, condición que el mercado mundial requiere.

Raúl Rojas González es reconocido internacionalmente como experto en redes neuronales artificiales e inteligencia artificial. En su reciente visita al país participó en el Coloquio Cinvestav con la exposición “Arquitectura de la investigación científica”.

La ciencia y tecnología deberían ser una prioridad en México, ya que son necesarias para combatir la desigualdad y evitar que cinturones de miseria. Por ello es necesario contar con un verdadero pacto federal que descentralice el conocimiento y la toma de decisiones, de lo contrario continuaría siendo una desventaja para el resto del país.

Para el científico mexicano desde la creación del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) se le dio mayor relevancia a hacer mejor investigación y tener más presencia internacional.

Pero existen muchos problemas estructurales, por ejemplo, la jubilación de los científicos. “En el país el SNI es tan bajo que los investigadores no se quieren retirar, y la urgencia es que no hay una renovación en la plantilla científica de México, contrario a lo que sucede en Alemania, donde la jubilación es obligatoria, con la intención de innovar y abrir campo a nuevas generaciones”.

Al comentar sobre la llamada fuga de cerebros que existe en el país, mencionó que si bien no está de acuerdo con ese término, los investigadores nacionales en el extranjero deberían tener la responsabilidad de tratar de transferir tecnología del exterior y entusiasmar a la generación de nuevas investigadores que necesita México.

Pin It

Comentarios potenciados por CComment