Ciencia. A partir de noviembre académicos de universidades privadas ya no recibirán estímulos; acusan trato discriminatorio

A partir de noviembre, más de mil académicos de universidades privadas dejarán de recibir el estímulo económico otorgado por su pertenencia al Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Hasta ahora 643 del Tec de Monterrey, 150 de la Universidad Iberoamericana, 114 de la Universidad de las Américas Puebla, 56 de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y 41 del Instituto Tecnológico Autónomo de México rechazaron la determinación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de cancelar los convenios de colaboración.

Acusaron un trato discriminatorio, pues aunque se encuentran en universidades privadas, su labor no persigue un lucro y los resultados de los estudios son en beneficio del país. “Sin importar a qué institución educativa pertenecemos, sea pública o privada, todos los integrantes del SNI somos una comunidad, hermanada en nuestro aprecio por la ciencia y el conocimiento que servimos al presente y al futuro de México”, indicó en un comunicado el Tec de Monterrey.

Los académicos del SNI adscritos al Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) criticaron que una justificación a la cancelación del estímulo económico es la de utilizar los recursos para solventar los problemas económicos suscitados por la pandemia.

“La cancelación de estos estímulos no representa una fuente importante de ingresos para el gobierno federal, pues su pago a los miembros del SNI adscritos a instituciones privadas representa, por dar cifras de 2019, solo 1 por ciento del presupuesto del Conacyt; en cambio supone un golpe fuerte al progreso de la ciencia y una fractura en la unidad nacional en torno a ella”, manifestó.

Hay en el país más 33 mil investigadores nacionales, de los que mil 532 corresponden a instituciones de educación superior privadas, advirtió Roberto Rodríguez, especialista en educación de la UNAM.

Explicó que si bien el Conacyt les dejará de pagar el estímulo de investigador (I, II o III), es probable que mantengan su condición de investigadores nacionales. Por ejemplo, con esta cancelación Miguel Ángel Méndez Rojas, investigador de la Udlap, verá una reducción de 35 por ciento en sus percepciones mensuales.

Fuente: milenio.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment