Ni la Covid-19 detendrá el proyecto que puede aportar grandes beneficios a la ciencia hecha en México, aseguran autoridades

En la primavera de 2019, nacía una nueva esperanza científica. El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, anunció la creación de un sincrotrón en ese estado.

Pero, ¿qué es un sincrotrón? Se trata de un aparato especializado para hacer circular a los electrones. Éstos son partículas que se encuentran alrededor del núcleo de los átomos y llevan carga eléctrica negativa. La función del sincrotrón es acelerar los electrones hasta que alcancen velocidades cercanas a la luz.

“Es una máquina que tradicionalmente tiene un radio de 30 metros. Existen fuentes de luz de sincrotrón más compactas. Esta máquina lleva a los electrones a adquirir una velocidad muy alta, cercana a la de la luz. Como está en una trayectoria circular emite luz, entonces la luz de sincrotrón la emiten los electrones y esa luz tiene características muy especiales para observar objetos de todo tipo”, explica Gerardo Herrera, físico de experimental de altas energías.

Presencia en el mundo y sus aplicaciones

En el mundo hay alrededor de 60 sincrotrones, según el Organismo Internacional de Energía Atómica. Sus usos van desde los análisis químicos hasta las caracterizaciones morfológicas. Vacunas, medicamentos, análisis geológicos, un sincrotrón abre un abanico de investigaciones.

“La radiación sincrotrón ha tenido y tiene un papel muy importante. (Se aplica) en el estudio de la producción de energías limpias, de la contaminación y procesos de remediación del medioambiente. En el desarrollo de nuevos fármacos, en la comprensión de procesos biológicos como la fotosíntesis, etcétera”, cuenta desde Barcelona Josep Roqué Rosell, profesor agregado del Departamento de mineralogía, petrología y geología aplicada de la Facultad de Ciencias de la Tierra y el Instituto de Nanociencia y Nanotecnología de la Universidad de Barcelona.

El Sincrotrón Mexicano en Hidalgo es un proyecto que producirá 6,000 horas de esa luz tan especial al año. Con ella, 3,000 investigadores podrán realizar diversos estudios. Los imanes que integran el aparato generan campos magnéticos que son 20,000 veces más poderosos que el de la Tierra.

Francia y Estados Unidos cuentan con sincrotrones desde principios de los años 70 del siglo pasado. Mientras que uno de los más recientes entró en operaciones en 2018 en Campinas, Brasil.

Fuente: tecreview.tec.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment