En reunión entre senadores e integrantes de la Red, la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez, secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, dijo que el gasto en esta materia es vital para el desarrollo económico y social de las generaciones futuras

La Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología (REDNACECYT) presentó a la comisión respectiva del Senado su propuesta de nueva legislación en la materia.

En sesión a través de videoconferencia con integrantes de la Comisión de Ciencia y Tecnología senatorial, la secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez, expuso que un nuevo comienzo en ciencia, tecnología e innovación, necesita inevitablemente un nuevo modelo de financiamiento, en el que se refrende el respaldo económico de nuestro país a la generación y aplicación de conocimiento.

No podemos dejar de asumir que el gasto público en este terreno no es superfluo, ni que se encuentra alejado de las necesidades sociales más apremiantes, sino que, por el contrario, hoy más que nunca debemos concebirlo como una necesidad vital para nosotros y sobre todo para el desarrollo económico y social de las generaciones futuras.

Para ello, añadió, es indispensable que a través de la legislación que está en fase de análisis, pueda asegurarse un financiamiento permanente suficiente, sostenido y progresivamente ascendente con la garantía de que no exista margen para la reducción y la regresividad.

“Para quienes conformamos la Red, la reforma constitucional del 15 de mayo de 2019, en la que participó el Senado de la República, supuso un nuevo comienzo lo que ha abierto la posibilidad de revisar críticamente las decisiones del pasado con el propósito de dotar de sólidas bases a una renovada política pública en la materia que nos permita afianzar un sistema nacional en este tema”, indicó.

Tenemos que procurar la participación equilibrada de la Federación y las entidades federativas; establecer un marco de actuación para combinar los esfuerzos coordinados entre los tres niveles de gobierno y asegurar la participación de las comunidades representativas.

Al respecto, apuntó que la gobernanza compartida de las entidades federales, sus municipios y alcaldías que se proponen serán las responsables de canalizar las prioridades estatales y locales en el marco general de ciencia, tecnología e innovación.

Se tiene que garantizar el pluralismo de expectativas y visiones, establecer los equilibrios en la toma de decisiones, y fortalecer los vínculos de colaboración y cooperación entre sus integrantes, evitando el excesivo centralismo que hemos padecido en periodos anteriores.

El gasto social, resumió, sobre todo en el contexto de la pandemia, demuestra de manera impactante la relación entre la ciencia y la tecnología; y también la educación con la salud.

El presidente de la REDNACECYT, el maestro Alonso Huerta, recordó que la Red es una instancia plural y nacional, integrada por los 32 organismos estatales de ciencia y tecnología que se configuró hace más de 20 años. Destacó la labor que realiza la institución en la generación de una gran variedad de propuestas en materia de ciencia y tecnología de acuerdo a las necesidades de cada entidad.

En el contexto de la pandemia, resaltó la importancia que tienen las instancias mejor desarrolladas en ciencia y tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas. El año anterior la REDNACECYT realizó una serie de foros a nivel nacional en donde se presentaron propuestas para el Plan Nacional de Desarrollo. También informó que la propuesta legislativa está contenida en un documento de 70 páginas que fue entregado a los senadores.

Es de gran importancia que la nueva ley general resalte por su eficacia en la aplicación y que, a la vez, contemple las necesidades de todos los sectores del país.

La doctora Rosalba Medina Rivera, directora del Consejo Potosino de Ciencia y Tecnología, exhortó a que se destinen más recursos para fortalecer las capacidades e infraestructura del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que debe estar bien articulado, ser diverso y flexible para que tenga la capacidad de adaptarse al contexto de cada entidad.

También se requiere un sistema de evaluación de carácter público de los programas, fondos y proyectos para fomentar la transparencia y la eficiencia. La nueva legislación tendrá que establecer las bases para coordinar acciones y presupuesto que lleven al fortalecimiento de las actividades científicas y tecnológicas, lo que implica un proceso de renovación para que la política pública en investigación, desarrollo tecnológico e innovación contribuya al beneficio de la sociedad.

El maestro Miguel Chávez Lomelí, director del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Tabasco, recalcó la importancia de contar con una ley que garantice que los beneficios del conocimiento científico constituyan un derecho humano para la población. Agregó que deberán proporcionarse los recursos y estímulos suficientes conforme a las bases de coordinación, vinculación y participación.

Dentro de los temas importantes a discutir, citó el mecanismo de coordinación, el financiamiento, la toma de decisiones, la planeación y la evaluación, y recordó que la nueva ley deberá expedirse este año.

La presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología senatorial, Claudia Anaya solicitó a la REDNACECYT la integración de una comisión de la red para conducir y agilizar la discusión de la propuesta de nueva legislación.

Pin It

Comentarios potenciados por CComment