A pesar de que las autoridades del país ya anunciaron los primeros pasos para el comienzo de la “vuelta a la nueva normalidad”, un modelo pronostica una duración amplia del primer ciclo de la epidemia de coronavirus

Mientras México se prepara para comenzar con medidas de desconfinamiento en ciertos municipios tras la cuarentena por la epidemia de coronavirus que afecta al mundo, una plataforma que monitorea y predice el avance del COVID-19 en el país indica que la primera ola podría extenderse incluso hasta principios de octubre.

“Generar esta información le permite a la gente, e incluso a los expertos, estar informados para generar certidumbre y evitar el pánico colectivo”, aseguró a Infobae México el doctor Roberto A. Vázquez, de la Universidad La Salle y el encargado de desarrollar la “Plataforma para el monitoreo y predicción del COVID-19 en México”.

El investigador, especialista en Inteligencia Artificial y Minería de Datos y Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) mexicano, desarrolló la plataforma a partir de la aplicación de algoritmos de Inteligencia Artificial, redes neuronales artificiales y cómputo evolutivo.

De acuerdo con el modelo logarítmico sigmoidal, uno de los cinco modelos utilizados para el monitoreo y predicción de la enfermedad en la plataforma, el pico máximo de casos se presentará el 25 de mayo y la primera ola de la epidemia en el país se extenderá hasta mediados de octubre, cuando los casos confirmados disminuyan por debajo de los 20 positivos diarios:

El mismo modelo, abreviado como logsig, pronostica que a principios de junio las fatalidades diarias por COVID-19 caerán por debajo de los cien casos diarios y por debajo de los 10 casos en periodos de 24 horas para los primeros días de septiembre:

Por último, el mismo modelo también estima que el número de pacientes hospitalizados en el país crecerá hasta el 20 de mayo. A partir de entonces, comenzará el decremento de nuevo ingresos, los cuales pronostica que serán menos de un centenar diario a principios de agosto:

El gobierno mexicano, que contempla su pico máximo de contagios entre el 8 y el 20 de mayo, comenzará con la reincorporación de actividades tan pronto como la próxima semana, en 269 municipios de 15 estados diferentes, además de incorporar la minería, construcción y fabricación de equipos de transporte como actividades esenciales.

Asimismo, el 1 de junio finalizará la Jornada Nacional de Sana Distancia, que comenzó el 20 de marzo, y las entidades federativas podrán seguir un semáforo que les indicará de manera específica el tipo de actividades que pueden realizarse en cada región del país.

“Lo importante de los modelos es que nos pueden dar una idea de cuándo puede ocurrir el pico máximo de contagios y se prevean las fechas para mantener o no las medidas de mitigación”, aseguró Vázquez. “Al final es importante identificar qué puede ocurrir a corto, mediano y largo plazo para tomar decisiones estratégicas”, añadió.

Sin embargo, hay otro modelo que pronostica una curva epidémica más benévola para el país, el SIR. “Este modelo tiene información más parecida a lo que han dicho las autoridades de la Secretaría de Salud. Nos indica un pico este (sábado) 14 de mayo y un número de contagios por debajo de los 50 positivos cada día para mediados de julio”, explicó el investigador:

Por otra parte, el modelo gaussiano indica que prácticamente para finales de julio los casos positivos estarán por debajo de la veintena cada día. El mismo modelo pronostica que habrá menos de 100 muertos diarios a finales de junio y menos de 10 fatalidades diarias para finales de julio:

El modelo logsig estima que, a principios de octubre, habrá casi de 152,700 casos confirmados acumulados. El gausssiano, por su parte, pronostica poco más de 101,000 positivos en el mismo periodo de tiempo. El modelo SIR indica que serán poco más de 81,000 para mediados de julio.

En cuanto a las fatalidades acumuladas, el modelo logsig pronostica que el 2 de junio México superará los 8,000 muertos por COVID-19, la cifra que el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, el vocero oficial del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, había pronosticado para toda la primera oleada de coronavirus a nivel nacional.

Bajo dicho modelo, México rozará las 15,000 fatalidades por el padecimiento a lo largo de su primera etapa. En el modelo gaussiano, las 8,000 muertes se superarán a finales de mayo y se acumularán hasta mediados de octubre unos 14,500 fallecimientos acumulados.

Vázquez, el director de la plataforma, explicó además que hay un “monitor mundial” que permite comparar los casos confirmados entre países, así como sus defunciones. Está normalizado en función del tamaño de la población de cada país y alineado con respecto al primer caso reportado para una mejor comparación.

“Estas comparativas nos permiten ver definitivamente que México sí pudo ‘aplanar la curva’, las medidas han incidido de manera positiva, las políticas han funcionado en ese sentido”, concluyó. Vázquez ya trabaja en una tabla comparativa parecida, pero destinada a los estados mexicanos.

Para consultar y comparar los diferentes modelos usados, se puede acceder aquí a la plataforma desarrollada por el investigador de la Universidad La Salle.

Hasta este miércoles, se acumulan 40,186 casos confirmados de COVID-19 en México. De ellos, hay 9,378 pacientes activos, que presentaron síntomas en los últimos 14 días y que pueden contagiar a otros. Además, suman 4,220 defunciones en total.

Fuente: infobae.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment