Los académicos de la UAM trabajaron un análisis estadístico a partir de los registros de los hospitales públicos y privados del país sobre personas que han adquirido el nuevo virus

Los doctores Roberto Gutiérrez Rodríguez y Marco Antonio Pérez, investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), aseguran que el mayor índice de contagios por el nuevo coronavirus COVID-19 en México podría alcanzarse a mediados de mayo.

Para ese momento, en donde estiman cerca de 55 mil 836 enfermos, la tasa de crecimiento evolucionaría con un promedio descendente, por lo que para el día 200 (a mediados de agosto y 6.6 meses después de la primera transmisión, el pasado 28 de febrero) el número total ascendería a 151 mil 774.

Después de ese punto, explican, si las condiciones de sanidad y el medioambiente internacional lo permiten, dejaría de haber infectados, iniciando la Fase Cuatro.

Dichos datos son parte del ensayo “Modelando la difusión del Covid-19 en México”, en el que Gutiérrez Rodríguez, jefe del Departamento de Economía de la Unidad Iztapalapa, y Pérez Méndez, doctor en Estudios Sociales por la UAM, presentan un modelo sobre la posible trayectoria de la curva.

Los investigadores trabajaron un análisis estadístico a partir de los registros de los hospitales públicos y privados del país sobre personas que han adquirido el nuevo virus, consolidados por la Secretaría de Salud entre el 28 de febrero y el 8 de abril.

En el desarrollo del modelo se analizó el comportamiento del virus, en especial el patrón de expansión, que cae en el campo de las curvas sigmoides, es decir, en forma de S, utilizando econometría para valorar los parámetros, no sólo la velocidad de transmisión, sino también el desplazamiento de la curva, manifiesta el doctor Pérez Méndez.

“A partir de los datos históricos estimamos los valores de los parámetros y los aplicamos a la fórmula matemática del modelo Gompertz, observando que la trayectoria proyectada por el modelo era consistente con los resultados de otras naciones que vivieron el problema antes que nosotros, en especial asiáticas y europeas, así que, en la medida en que las autoridades proporcionen datos estadísticos fidedignos, podremos hacer cálculos que ayuden a salvar vidas”, explica.

Fuente: reporteindigo.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment