Las reacciones químicas industriales no son siempre fáciles de llevar a cabo: pueden tardar mucho tiempo en completarse y acarrear costes económicos elevados. Consciente de estos problemas, el sector lleva décadas utilizando sustancias capaces de acelerar la reacción sin alterar el resultado final. Se trata de los catalizadores. Pero, a pesar de la ventaja temporal que aportan, estas sustancias también son caras y difíciles de recuperar. Y por si esto no fuera suficiente, la industria química peca de ser la principal fuente económica en consumo de energía y emisiones contaminantes.

Para solucionarlo, el joven Alan Aguirre dedica su carrera profesional a desarrollar reacciones fotoquímicas a escala industrial aceleradas por fotocatalizadores. Dichas reacciones activadas por la luz son capaces de sustituir los actuales procesos contaminantes que suelen usarse para producir polímeros de forma más ecológica. Su creador afirma: "Si podemos iniciar reacciones químicas industriales con luz en lugar de con temperatura, reduciremos el impacto en cambio climático y la huella de carbono de los procesos químicos". Gracias a este enfoque, Aguirre se ha convertido en uno de los Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2019 elegidos por MIT Technology Review en español.

Aguirre detalla: "Si queremos hacer un cambio para revertir el cambio climático debemos conseguir que la industria química disponga de reacciones químicas con menor huella de carbono y consumo de energía. Si usamos la luz del Sol directamente para las reacciones químicas, el impacto ambiental puede llegar a prácticamente cero". La gran ventaja de su proyecto reside en que ha sido capaz de acabar con los obstáculos que solían impedir las reacciones fotoquímicas industriales. Además, su enfoque logra recuperar en gran medida los fotocatalizadores usados, lo que reduce el coste económico y ecológico de la reacción.

El joven asegura que su proyecto "es el único que específicamente está atacando el problema de la pérdida de fotocatalizador y control de la selectividad de la reacción con luz". Las posibles aplicaciones de su descubrimiento se centran en la fabricación de fármacos que "solo se pueden sintetizar con estas reacciones químicas", la síntesis de polímeros y la producción de materiales para tratar heridas a través de la fotomedicina.

De momento su proyecto está en fase experimental y centrado en ensayos con fotorreactores piloto. Aguirre afirma que necesitan "tener prototipos con los que puedan demostrar que ya están listos para dar el paso hacia la comercialización y ampliar las bibliotecas de moléculas con estos atributos".

La desarrolladora de negocios en Grafiaetc (Guatemala) María Zaghi, miembro del jurado de Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2019, considera que Aguirre representa "un candidato muy sólido" y que su proyecto resulta "muy innovador y disruptivo".

Fuente: technologyreview.es

Pin It

Comentarios potenciados por CComment