Volkmar Denner, CEO de Bosch afirmó que México se ha convertido en un país central en la producción de automóviles, pero debe comenzar a reestructurarse para continuar con su ritmo en la siguiente era de movilidad automotriz

El director general de Bosch, Volkmar Denner, afirmó que es ahora el tiempo en que la industria automotriz de México debe apostar por impulsar sus actividades de Investigación y Desarrollo (I+D) si desea acelerar su transición hacia la industria de movilidad, y aseguró que en pocos años el vehículo tal y como lo conocemos en la actualidad será otra cosa diferente.

En declaraciones para un periódico mexicano de circulación nacional, el alto mando de esta firma desarrolladora de tecnología automotriz, reconoció que México se ha convertido en un pilar sumamente fuerte para este sector a nivel global, con grandes complejos de manufactura para marcas como Volkswagen, Kia Motors, Nissan, Mercedes-Benz, Honda, General Motors y Ford, por mencionar algunas, pero resaltó que su posición podría cambiar si quienes forman parte de este ecosistema no comienzan a mirar hacia el inminente cambio que experimentará el segmento en los próximos años.

“El auto que conocemos será historia muy pronto. En los próximos años, los autos cambiarán tanto que serán casi otra cosa: no emitirán emisiones contaminantes. En lo tecnológico y lo relacionado con el Internet de las Cosas, el auto será parte de un ecosistema donde tendremos autos inteligentes conectados con hogares inteligentes y circulando en ciudades inteligentes. Por último, pero no menos importante, el uso de la tecnología de movilidad asistida y automática permitirá reducir los accidentes graves. La transformación del automóvil modificará radicalmente la industria automotriz”, refirió Volkmar Denner.

Cabe mencionar que Bosch es una compañía que ha registrado un rápido crecimiento en territorio mexicano, y no solo en lo que concierne a manufactura de componentes electromecánicos o electrónicos, también para tareas de Investigación y Desarrollo de tecnología con importantes centros dedicados específicamente a estas operaciones, uno localizado en la ciudad de Guadalajara (Jalisco), y otro en el estado de San Luis Potosí.

La firma cuenta con una plantilla laboral de aproximadamente 16,000 empleados y una parte de estos ingenieros e investigadores, que en conjunto representan una productividad económica de 2,700 millones de dólares anuales, de los cuales el 40% proviene del propio mercado mexicano y el resto en exportaciones.

El rotativo enfatizó la trascendencia que tiene la opinión del ejecutivo alemán, considerando los casi 30 años que lleva activamente trabajando para Bosch, un gran barco con más de 410,000 colaboradores a nivel mundial.

La importancia del concepto de movilidad para Bosch ha sido tal, que la compañía creó su propia división de soluciones de movilidad, la cual incorpora sorprendentemente más de la mitad de su nómina general con alrededor de 267,000 empleados involucrados y su productividad factura en promedio de 47,600 millones de euros cada año.

De esta forma, el concepto de movilidad va más allá del paradigma vehicular que conocemos hoy en día, con coches propulsados con motores a gasolina, y donde toda la responsabilidad recae absolutamente en el conductor quien es responsable de su manipulación y control.

De acuerdo a Denner, la movilidad generará un nuevo paradigma incluso a nivel de manufactura industrial, donde las líneas de producción también deberán ajustarse a las características técnicas de los futuros automóviles, los cuales serán propulsados por electricidad, y contarán con elementos de soporte inteligente para prevención de accidentes, sin olvidar a los llamados coches autónomos, que tendrán la capacidad de conducirse por sí solos.

Fuente: electronicosonline.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment