Hilda García-Pérez (Colef)

Es investigador titular A del Departamento de Estudios de Población en El Colegio de la Frontera Norte (Colef), sede Nogales. Su línea temática es población y su área de investigación es Medicina y Ciencias de la Salud. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Una de las experiencias de investigación más importantes en mi vida profesional, sin duda, ha sido la implementación del programa de prevención de uso de sustancias adictivas, Mantente REAL, en Sonora. La experiencia no solo tiene que ver con haber tenido la oportunidad de colaborar con dos de los creadores del programa, los doctores Flavio Marsiglia y Stephen Kulis, profesores de la Universidad Estatal de Arizona, sino también con el hecho de que el programa, después de un largo proceso de adaptación cultural para México, mostró ser eficaz con jóvenes de la frontera norte. Los hallazgos del proyecto me hacen sentir optimista acerca de que es posible contribuir a resolver algunos de los problemas que afectan a los jóvenes fronterizos.

Con Mantente REAL, los estudiantes de Nogales, Sonora, aprendieron a decir NO de una manera práctica y fácil, y lo hicieron en el salón de clase y con sus maestros (as). En el salón de clase, los estudiantes practicaron las estrategias del acrónimo REAL: Rechazar, Explicar, Alejarse-No IR y Levantarse-Irse, estrategias que ayudan a los adolescentes a actuar asertivamente en situaciones de riesgo. La diferencia entre Mantente REAL y otros programas de prevención es que éste toma en cuenta el contexto cultural y socioeconómico de los estudiantes.

El programa cuenta con videos y manuales que guían al profesor y permiten que, a través de discusiones interactivas, narrativas y juegos, los estudiantes adquieran herramientas que les ayuden a enfrentar con éxito situaciones difíciles. Una estudiante de la Secundaria General # 3 describe el programa: “…por ejemplo, leíamos una situación, un problema que era casi parecido a los que tenemos hoy en día en la vida real. Ahora, en base a lo que nos enseñaron en Mantente REAL, nos dábamos una idea de lo que debíamos hacer”.

Por su parte, una profesora de la Secundaria General # 2, habla de los alcances de esta iniciativa:

A mí lo que me gustó mucho del programa es que los estudiantes supieron identificar los factores de riesgo, y no sólo los factores… en cuanto a las drogas, en cuanto al alcohol, sino a los peligros que nos acechan como niños, como adolescentes. También saber que… dentro de la casa hay factores de riesgo y que tienen que comentarse, si no a tu mamá porque no te cree…, contárselo a un amigo, o a alguien al que le tengas confianza. Eso me gustó mucho… y yo me atrevo a decir que ya identifican esos factores de riesgo y que van a estar alerta a todo esto.

Asimismo, un estudiante de la Secundaria General # 2 habló de algunas “limitaciones” del programa: “Una situación que no estaba incluida en los videos [del programa Mantente REAL] es la violencia ¡En Nogales hay mucha violencia!”.

Al inicio del ciclo escolar 2017, 735 estudiantes de primer año en dos escuelas secundarias de Nogales recibieron Mantente REAL, mientras 682 estudiantes de primer grado de otras dos escuelas secundarias no recibieron el programa. Para evaluar la eficacia del programa, se llevaron a cabo dos encuestas, una antes de implementar Mantente REAL y otra al término del programa.

Gracias a que algunos estudiantes no recibieron el programa, fue posible comparar cambios en el uso de alcohol, tabaco y otras drogas entre los estudiantes que sí participaron y los que no. En Nogales, Mantente REAL probó ser eficaz particularmente en los jóvenes más vulnerables, esto es, aquellos donde está ausente alguno de los padres, los que tienen bajas aspiraciones educativas, aquellos que reportaron haber participado en algún acto de violencia, los que han sido suspendidos en la escuela o los que consumen alcohol, tabaco u otro tipo de drogas.

Algunos de los resultados del estudio indican que vivir en la frontera norte incrementa el riesgo de uso de sustancias adictivas. Al respecto, se observó un aumento en la probabilidad del consumo de mariguana en relación al tiempo de residencia en Nogales. Similarmente y de acuerdo a lo esperado, cuando comparamos a los estudiantes que viven en otro tipo de hogares, el estar en un hogar con ambos padres fue un factor protector para la frecuencia y la cantidad de uso de mariguana. Contrariamente, se observó que vivir con ambos padres fue un factor de riesgo en la cantidad de alcohol que ingieren los estudiantes. Esto último, nos hace reflexionar sobre el impacto que tienen las fiestas de las familias norteñas en los patrones de uso de alcohol de niños y adolescentes, pues es en éstas donde además de la deliciosa carne asada, los adultos consumimos alcohol en niveles por encima de lo moderado.

Por su parte, REAL brindó un efecto diferente por sexo en estudiantes con conductas riesgosas, pues tuvo un efecto de mayor protección en varones. Por ejemplo, comparado con los que no recibieron el programa, se redujo en estudiantes con conductas riesgosas del sexo masculino la frecuencia y la cantidad de alcohol ingerido, así como también hubo una reducción en el uso de mariguana, inhalables y otras drogas. En el caso de las mujeres, se observó solamente una reducción en la frecuencia de uso de alcohol y en el uso de otras drogas ilícitas diferentes a la mariguana y los inhalables. Lo anterior, nos obliga al diseño de acciones preventivas diferenciadas por sexo, donde las mujeres deben ser el objetivo de acciones específicas.

En México, la eficacia de corto y largo plazo de Mantente REAL también ha sido probada con estudiantes de Jalisco (Marsiglia, et al., 2014; Marsiglia, Kulis, Booth, Nuño-Gutiérrez, & Robbins, 2015). Actualmente, el programa está siendo evaluado con un mega proyecto en Monterrey, Guadalajara, y la Ciudad de México (Marsiglia, et al., 2019) y con estudios de menor tamaño en la ciudad de Tijuana y Hermosillo.

Evaluar las intervenciones de salud debe convertirse en la norma en el país y dejar de ser la excepción. El ejemplo más aleccionador para México es DARE, programa que después de implementarse por más de una década mostró tener el efecto contrario al esperado; esto es, despertaba el interés por experimentar con drogas en lugar de prevenir el uso de sustancias (Caputi & Thomas McLellan, 2017; Knopf, 2017).

Mantente REAL nos obliga a reconsiderar muchas de las estrategias de prevención tradicionales, como aquellas que asumen que “dar pláticas” en escuelas producen cambios de conducta en las y los estudiantes.

Referencias

Caputi, T. L., & Thomas McLellan, A. (2017). Truth and DARE: Is DARE’s new Keepin’it REAL curriculum suitable for American nationwide implementation? Drugs: Education, Prevention and Policy, 24, 49-57.

Knopf, A. (2017). The new DARE: Decision‐making skills instead of drug lectures. Alcoholism & Drug Abuse Weekly, 29, 1-3.

Marsiglia, F. F., Booth, J. M., Ayers, S. L., Nuño-Gutierrez, B. L., Kulis, S., & Hoffman, S. (2014). Short-term effects on substance use of the keepin’it REAL pilot prevention program: Linguistically adapted for youth in Jalisco, Mexico. Prevention Science, 15, 694-704.

Marsiglia, F. F., Kulis, S. S., Booth, J. M., Nuño-Gutierrez, B. L., & Robbins, D. E. (2015). Long-term effects of the keepin’it REAL model program in Mexico: Substance use trajectories of Guadalajara middle school students. The journal of primary prevention, 36, 93-104.

Marsiglia, F. F., Medina-Mora, M. E., Gonzalvez, A., Alderson, G., Harthun, M., Ayers, S., Gutiérrez, B. N., Corona, M. D., Melendez, M. A. M., & Kulis, S. (2019). Binational Cultural Adaptation of the keepin’it REAL Substance Use Prevention Program for Adolescents in Mexico. Prevention Science, 20, 1125-1135.

Fuente: México es Ciencia

Pin It

Comentarios potenciados por CComment