El Colegio Nacional y la UNAM Campus Morelia continúan su colaboración para acercar el conocimiento de los más destacados científicos e investigadores a la comunidad universitaria

Con el objetivo de acercar a los investigadores y científicos más destacados de México a la comunidad universitaria de la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Morelia, la UNAM Campus Morelia y a la sociedad en general, se dio continuidad a la colaboración con El Colegio Nacional, mediante la primera conferencia magistral del 2021, impartida por el colegiado Alejandro Frank, Señales de vida: matemáticas, biología y autoorganización, transmitida en vivo el 12 de febrero por las plataformas digitales de ambas instituciones.

El colegiado Alejandro Frank estuvo acompañado durante su cátedra Señales de vida: matemáticas, biología y autoorganización, por el Dr. Mario Martínez Rodríguez, director de la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Morelia y la Dra. Marisol Flores Garrido, profesora-investigadora de la institución.

Desde el 2014, dio inicio la colaboración El Colegio Nacional en la UNAM Morelia, retomada en agosto de 2020, mediante la que se realizan conferencias magistrales cada dos meses, como parte del Programa de eventos académico-culturales, sesiones que son presentadas por el Dr. Mario Rodríguez Martínez, director de la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Morelia.

La próxima conferencia magistral, titulada La pandemia actual: ¿Qué hemos aprendido hasta ahora?, será impartida el mes de abril por Susana López Charretón, miembro electo de El Colegio Nacional, adscrita al Instituto de Biotecnología de la UNAM.

El Colegio Nacional, que desde 1943 reúne a destacados científicos, artistas y humanistas mexicanos con el propósito de difundir su obra y conocimiento, ha impartido dentro de la colaboración con la ENES Morelia, Conferencias Magistrales como Celebrando 15 años de la Licenciatura en Ciencias Ambientales, dictada por la colegiada Julia Carabias; Entre la ficción y la ciencia… y el método científico“, a cargo de Jaime Urrutia Fucugauchi, y Espejos y espadas: Ramón López Velarde y Saturnino Herrán“, impartida por Vicente Quirarte.

El colegiado Alejandro Frank, transitó de lo elemental a lo complejo durante su ponencia y explicó la forma en que se han utilizado los métodos de simetría para entender los sistemas elementales como son los átomos, las moléculas y los núcleos, y posteriormente poder comprender el comportamiento de los sistemas complejos. La gran diferencia que hay entre los sistemas elementales y los complejos, dijo, es que los elementales están aislados, pero con los modelos de simetría se pueden estudiar.

El físico, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2004, habló de la relevancia de dichos estudios para entender sistemas complejos como el cuerpo humano y el planeta Tierra, así como de su comportamiento y de investigaciones que aplicadas a la biología han ayudado a identificar alertas de diferentes patologías que afectan al cerebro y al corazón.

En tanto a los estudios relacionados con el planeta Tierra, mencionó cómo se ha aplicado el modelo de Ising. Agregó que el estudio de la temperatura ha demostrado que el cambio climático y la teoría de James Lovelock, en la que se propone que el sistema complejo se autorregula, es una capacidad que actualmente por el resultado de estas mediciones está perdiendo la Tierra.

Explicó entonces que entre los sistemas complejos hay diferentes variantes que interactúan y que se puede utilizar la simetría, pero a diferencia de las elementales hay muchas variantes interactuantes que repercuten unas en otras, existe una comunicación en cascada en todo el sistema y la manera de medirlo es a través de la criticalidad, es decir, del desarrollo evolutivo del propio sistema.

El colegiado exhortó a los estudiantes a no perder la esperanza en la ciencia. Agregó que la situación que estamos viviendo debido a la pandemia será resuelta mediante la acción concertada de los científicos que están trabajando y estudiando a los virus, porque la ciencia es la luz en la oscuridad, por lo que los alentó a los jóvenes a dedicarse a lo que más les gusta.

Fuente: El Colegio Nacional

Pin It

Comentarios potenciados por CComment