Conoce la lista de animales en peligro de extinción en México y el Mundo

Sabemos que la actividad humana atrae muchos problemas ambientales al planeta, entre ellos la extinción de animales, que ha afectado a países de latinoamérica como Perú, México, España y el mundo, según National Geographic. En el caso de México, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 059 (actualizada en 2019), hay un catálogo de más de 500 especies, incluidas plantas, en peligro de desaparecer y casi 50 a las que probablemente no encontraremos en el medio silvestre.

Según el portal web de NatGeo, estamos en medio de la Sexta Gran Extinción, donde la deforestación, la expansión de la mancha urbana y la contaminación de las aguas tienen como resultado la destrucción de ecosistemas enteros, lo que amenaza poco a poco la sobrevivencia de muchas especies de plantas y animales que nunca más veremos.

¿Qué animales están en peligro de extinción en México 2021?

Ajolote Mexicano

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), esta especie marina, que es 100% mexicana, se encuentra en peligro crítico de extinción, ya que es amenazada por la presencia de la urbanización, la contaminación del agua y algunas especies invasoras en su hábitat natural.

Jaguar

El jaguar se encuentra en peligro por la destrucción y fragmentación de sus hábitats naturales (bosques, selvas y manglares, debido a la construcción de infraestructura sin medidas de mitigación y la expansión de la frontera agropecuaria, lo que ocasiona la destrucción de sus hábitats, las enfermedades, el tráfico y la cacería ilegales.

Quetzal

Por desgracia, esta ave única está en peligro de desaparecer en las próximas décadas, principalmente por la caza y la pérdida de su hábitat. En los últimos años, su población ha descendido hasta el punto de generar gran preocupación entre los Gobiernos y los ciudadanos de estas zonas.

Vaquita marina

La caza ilegal de la vaquita marina en el Alto Golfo de California la pone en peligro de extinción certero. En el 2019, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) de México mostró que se perdió el 98,6% de vaquitas. Asimismo, existe un estudio publicado por la Royal Society Open Science que estimó la presencia de nueve a diecinueve ejemplares.

Lobo mexicano

Los lobos grises mexicanos fueron atrapados, cazados y envenenados hasta casi la extinción debido a la fobia que le tenían los estadounidense en el siglo pasado, ya que decían que estos supuestamente tenían un impacto negativo en la ganadería. Es por ello que actualmente solo existen 35 ejemplares de ellos.

Por suerte, en mayo de este año, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que cuentan con especialistas en vida silvestre y la sección genética, han propuesto el proyecto del lobo mexicano en Especies Prioritarias para salvarlo.

Ocelote

El ocelote es uno de los felinos más importantes en México y se encuentra en las áreas costeras del Pacífico y Golfo de México. Entre las causas de extinción que lo colocan en esta situación vulnerable se encuentran la pérdida de su hábitat, la extracción de organismos para su comercialización, la cacería ilegal y la disminución de sus presas.

Oso negro

Es el único úrsido que se encuentra en México. Sus poblaciones están dispersas en dos zonas: la Sierra Madre Oriental y la Sierra Madre Occidental. El oso negro está considerado como una especie en peligro de extinción en relación a la fragmentación de su hábitat y a la caza ilegal; únicamente la población de Serranías del Burro, Coahuila, está sujeta a protección especial.

Tapir de Braid o centroamericano

Se piensa que existen menos de 2.000 con vida en la actualidad. Su enternecedora apariencia, tan diferente a la de otros mamíferos, hace pensar que se trata de una especie prehistórica que ha sobrevivido y evolucionado a lo largo del tiempo. A pesar de que es un animal de carácter tranquilo y que cumple un papel vital para las zonas de México y otros países latinoamericanos donde habita, es amenazado por la deforestación y la caza indiscriminada.

Guacamayo Rojo

El Ara macao es una especie de guacamayo de vivos colores. Predominan el rojo en el cuerpo y el azul, verde y amarillo en las alas. Como consecuencia de la venta ilegal de aves solo quedan unos 30.000 ejemplares alrededor de todo el mundo; en México únicamente puedan verse en Chiapas.

Tortuga laúd

También conocida como tortuga baula, es una especie que se encuentra en declive poblacional. Los científicos creen que en los próximos 30 años se podría extinguir del océano Pacifico, si es que no se lleva a cabo cambios para protegerla de forma efectiva. Los motivos de este declive están en las capturas accidentales asociadas a la pesca, la ingestión de plásticos, la caza furtiva de sus huevos o la destrucción de sus hábitats.

Otras especies en peligro de extinción

Asimismo, otras especies en peligro de desaparecer son la tortuga caguama, manatí, mapache de Cozumel o mapache pigmeo, musaraña de los Tuxtlas, picamaderos imperial o carpintero imperial, conejo matorralero de la isla San José, rana fisgona mayor, picote tequila, pardela de Townsend, tortuga del bolsón, coqueta de Guerrero.

¿Qué significa estar en peligro de extinción?

Según National Geographic, se considera que una especie está en peligro de extinción cuando todos los representantes de la misma corren el riesgo de desaparecer de la faz de la Tierra.

¿Qué factores ponen en peligro de extinción a los animales?

Existen múltiples causas por las que una especie puede llegar a encontrarse al borde de la extinción. Las razones pueden resultar tremendamente particulares para cada especie, pero, en líneas generales, entre las mayores amenazas se encuentran la destrucción y fragmentación de sus hábitats; el cambio climático; la caza y tráfico ilegal; y la introducción de especies exóticas.

¿Cuáles son los animales extintos en México 2021?

También llamado oso pardo u oso plateado, este mamífero fue acosado durante años por la cacería. De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), dentro de México este oso vivía en zonas de pastizales y montañosas pobladas de pinos en donde se alimentaba principalmente de plantas, frutas, insectos y ocasionalmente de animales pequeños y carroña. Su existencia debió abarcar desde poco más de 10.000 años, hasta que la actividad ganadera se extendió a zonas silvestres y comenzó su cacería.

Es considerada la primera especie de foca en extinguirse directamente por causas humanas, ya que se generalizó la idea de que era una amenaza para los bancos de peces y se inició una campaña para su exterminio. La contaminación, alteración del hábitat, sobrepesca y enmallamientos también contribuyeron a su extinción, de acuerdo con información de la organización Artimalia.

Habitante en la Sierra Madre Occidental, fue considerado el pájaro carpintero más grande que ha existido en el mundo. Su extinción se debe a la tala del bosque y a su caza con fines alimenticios, de uso en remedios tradicionales o para satisfacer la curiosidad. La especie también fue objeto de campañas de envenenamiento como las emprendidas contra el lobo mexicano y el oso pardo, de acuerdo con datos de la Conabio.

Hasta 2017, esta ave aún era considerada especie en peligro de extinción. Sin embargo, en su actualización de 2019, la Semarnat ya la consideró probablemente extinta. Su desaparición está vinculada con la alteración de su hábitat, la Isla de Guadalupe, que hoy es considerada reserva de la biósfera, pero que por años sufrió la depredación animal y vegetal endémica por la introducción de especies no nativas.

Era un pez pequeño de 45 mm de longitud máxima. Su coloración era oliva en la parte superior y blanca por debajo, con algunas bandas laterales en el dorso y aleta caudal con la punta negra. Era una especie endémica de México, cuya distribución estaba restringida a los tributarios del norte del río Papaloapan, Veracruz; habitaba en remansos de arroyos bien sombreados, de agua clara y fondo rocoso. La última búsqueda que se hizo de esta especie fue en 1950 y no ha sido recolectada en numerosos esfuerzos posteriores, de acuerdo con el sitio web Naturalista.

Fuente: larepublica.pe

Pin It

Comentarios potenciados por CComment