El país caribeño se ha queda prácticamente sin vegetación y es vulnerable a fenómenos naturales; Julia Carabias y José Sarukhán llaman a evitar que ese ejemplo se replique en el mundo

Sin capital natural no es posible alcanzar el desarrollo saludable con bienestar; se requiere con urgencia una cultura que incorpore el respeto al medio ambiente y la creación de un código universal de valores al respecto, señalaron los biólogos Julia Carabias Lillo y José Sarukhán, quien llamaron a evitar que se replique en el mundo el desastre ambiental que se vive en Haití.

En el país caribeño, recordaron los expertos, el capital natural se ha perdido, prácticamente no queda vegetación y los fenómenos naturales le afectan enormemente, situación que perjudicar su capacidad de resiliencia y reduce las expectativas de desarrollo económico.

Al participar en el ciclo de conferencias “Hablemos de cultura 2020-2021”, Saruhkán manifestó que no existe forma alguna de desarrollo en una sociedad cuando el capital natural se ha dañado y repercute en las opciones de bienestar, desarrollo y crecimiento de una población o de un país, lo que puede generar que simplemente desaparezcan.

El exrector de la UNAM e investigador emérito del Instituto de Ecología señaló que hay que ser sensibles en las maneras en que las actividades humanas dañan al medio ambiente, para reflexionar sobre la contribución de emisión de gases de efecto invernadero, destrucción de ecosistemas y la contaminación de ríos y mares.

Agregó que se debe cambiar la manera de pensar de cada quien, ya que la pandemia de coronavirus que se vive actualmente es resultado directo de ese impacto terrible sobre los ecosistemas naturales.

El académico puntualizó se requiere investigación, apegarnos a las formas de mantener nuestra relación de bienestar con la naturaleza y la preservación de los ecosistemas.

Al respecto, Carabias expresó que no se puede lograr un desarrollo saludable con bienestar si se ha destruido la naturaleza, el capital natural, por la cual corresponde a los economistas hacer un esfuerzo para poder comprender esta situación.

La profesora de la Facultad de Ciencias habló sobre una urgencia absoluta de una cultura que incorpore el respeto al medio ambiente y de crear un código universal de valores en consecuencia.

Además dijo que el Estado está obligado a que se cuente con un medio ambiente sano, ya que es que uno de los derechos constitucionales. Detalló que en el país debe existir información que genera la ciencia, como la que produce la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, para la toma de decisiones públicas.

Fuente: ejecentral.com.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment