Investigadores de Tamaulipas descubrieron cinco nuevas especies de avispas mexicanas, una de ellas fue bautizada como: “Covida”, porque su hallazgo se dio durante la pandemia de coronavirus en el país.

La avispa mexicana es el primer animal que recibe el nombre de la enfermedad del COVID-19.

Científicos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) fueron los responsables de dar con estas avispas, anteriormente desconocidas, durante la contingenia del coronavirus.

El hallazgo fue publicado en la revista científica ZooKeys, donde se describe a la avispa “covida“, así como de las otras cuatro nuevas especies encontradas en territorio mexicano.

“Pensamos que era una buena idea recordar este año extraordinario con el nombre de una notable especie de avispa de Darwin que se encuentra en siete estados de la República y también en Guatemala”, explican los científicos.

La Covida, que lleva el nombre científico oficial de Stethantyx covida, pertenece a la familia de avispas de Darwin Ichneumonidae, una de las familias de insectos que cuentan con mayor variedad de especies, pues comprende más de 25 mil especies en todo el mundo.

“Las avispas de Darwin son abundantes y conocidas en casi todo el mundo debido a su belleza, gracia y porque se utilizan en el control biológico de plagas de insectos en huertos y bosques. Muchas especies de avispas de Darwin atacan las larvas o pupas de mariposas y polillas”, explican con más detalle los autores del nuevo estudio.

¿Cómo es la avispa mexicana llamada “covida” y las otras especies descubiertas?

Stethantyx covida es una pequeña avispa que mide apenas 3,5 mm de largo. Es predominantemente de color oscuro, mientras que partes de su cuerpo y patas son amarillas o marrones.

Junto con Stethantyx covida, los autores también describieron otras cuatro especies mexicanas de avispas de Darwin de tres géneros diferentes (Stethantyx, Meggoleus, Phradis), todas pertenecientes a la subfamilia Tersilochinae.

Fuente: unotv.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment