Se trata de un megaproyecto en el que participan 32 universidades, centros de investigación y empresas

El decimosegundo proyecto de 13 que conforman el Centro Mexicano de Innovación en Energía Eólica (CEMIE Eólico) concluyó con tres desarrollos para integrar un parque de generación eólica a una red inteligente, el cual involucra inteligencia artificial, mecatrónica y robótica.

CEMIE Eólico es consorcio conformado por 13 proyectos estratégicos desarrollados por 32 universidades, centros de investigación y empresas que buscan crear una sinergia en favor del aprovechamiento de la energía eólica en el país, en el marco del Fondo CONACYT-SENER de Sustentabilidad Energética.

Luis Enrique Sucar Succar, informa que el proyecto empezó en 2015 y en él participaron el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL) y un asesor de Peace Corps México.

El investigador de INAOE refiere que en el marco de este proyecto se concluyó un sistema de diagnóstico de detección de fallas en una planta eólica, en cual consistió en la construcción automática de modelos que reflejan las dependencias entre los valores de las variables del sistema, usando información de los comportamientos normales del sistema.

"Este desarrollo permite identificar comportamientos anormales de las variables en las turbinas eólicas. Cuando los sistemas son muy complejos, el crear este modelo y detectar las fallas se vuelve menos complicado. Se ideó un esquema que divide en pedazos el modelo, hace los razonamientos en cada fragmento y luego los junta cuidando consistencias en estas uniones. Con esto logró crear un sistema que es escalable a sistemas grandes y complejos", explica el doctor Eduardo Morales Manzanares, uno de los investigadores que participa en el CEMIE Eólico.

Un segundo aspecto del P12 está relacionado con la predicción en los mercados de energía, para lo cual se aplican técnicas computacionales. Al respecto el doctor Sucar Succar, Premio Nacional de Ciencias, detalló que la predicción es un componente fundamental para los agentes de mercado, ya que el que va comprar o vender energía para el día siguiente quisiera tener una idea de cómo va a estar el precio.

Para ello, el INAOE desarrolló el agente autónomo COLDPower que toma decisiones autónomas en materia de compra y venta de energía en los mercados nacionales e internacionales.

La tercera vertiente del proyecto trata de explorar cómo y dónde podrían aplicarse la mecatrónica y la robótica en parques eólicos. Una aplicación para la inspección de turbinas eólicas utilizando drones autónomos inteligentes, donde participó el doctor José Martínez Carranza.

Finalmente, el doctor Sucar Succar enfatiza que en el futuro desean llevar estos desarrollos a otro nivel. "Ya hemos hecho solicitudes de nuevos proyectos para la segunda fase del CEMIE Eólico en los aspectos de predicción, inspección y diagnóstico. Esperamos generar varias patentes, hacer más pruebas de campo y, eventualmente, transferir la tecnología para llevarla a un nivel comercial". (Agencia ID)

Pin It

Comentarios potenciados por CComment