De acuerdo con la investigación, los miembros de este grupo, además de tener importancia ecológica, son de gran interés en el área de la regeneración y la toxicología

Con objeto de abonar al conocimiento de la especie, actualmente se estudia en la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) a los gusanos planos marinos, especie de amplia importancia ecológica, que por sus características también pudiera tener alguna aplicación benéfica para los humanos, sobre todo en el área de medicina.

Anteriormente conocidos como planarias marinas, estos invertebrados presentan diferentes formas del cuerpo, ya sea alargada o circular; además de que pueden ser carnívoros, herbívoros, carroñeros e incluso algunos hasta caníbales.

De acuerdo con el estudiante de maestría en Ciencias Marinas y Costeras de la UABCS, Adair Gutiérrez Coria, estos organismos habitan comúnmente bajo piedras, en grietas o cavidades de los arrecifes de coral; dentro de conchas vacías de moluscos o asociadas a algas marinas, crustáceos, equinodermos, esponjas y moluscos.

Por lo general pueden presentar diversas coloraciones y ostentan tonos que van desde los rojizos, rosáceos, verdosos, amarillos, naranjas, hasta una variada gama de tonos azules.

Según los datos que existen, en el mundo se reconocen alrededor de 832 especies descritas. Sin embargo, su diversidad no es bien conocida, debido a la dificultad en su recolección, manipulación e identificación. Esto ha generado que se cuente con un rezago en el conocimiento de este grupo en el mundo.

En el caso de las costas del Pacífico mexicano, los estudios de gusanos planos marinos también han sido escasos. Sólo 24 especies han sido registradas formalmente en el Golfo de California, 15 en Guerrero y Oaxaca, 1 en Nayarit y 1 más en Jalisco.

No obstante, el joven universitario señala que actualmente existe un amplio interés en este grupo, en las áreas de regeneración y toxicología. Sobre todo en esta última, se conoce que ciertas especies presentan en el tejido algunos compuestos tóxicos como la Tetrodotoxina, neurotoxina mortal que inhibe el potencial de acción de las neuronas y los músculos en humanos.

“Hasta el momento los estudios han demostrado que los gusanos planos marinos la utilizan para paralizar a sus presas y como defensa contra otros depredadores. Sin embargo, hoy día existe un amplio conocimiento sobre este compuesto y la aplicación benéfica que pudiera tener en los humanos”.

Según sugieren algunos estudios, esta neurotoxina parece tener un enorme potencial dentro de la industria farmacéutica, por ejemplo para la fabricación de analgésicos, antiinflamatorio o anticoagulantes, aspectos que se están estudiando para su posible aplicación médica.

Aunado a lo anterior, Gutiérrez Coria señala que de igual forma estos organismos son de gran importancia ecológica, al ser depredadores móviles en ambientes de sustratos duros, como los arrecifes rocosos y coralinos. Esto quiere decir que ayudan a regular las poblaciones de los organismos que habitan en esta zona.

Por lo anterior, el joven universitario subraya lo indispensable que es ampliar los estudios de la especie, debido a su importancia biológica, ecológica y económica en algunos casos.

Fuente: UABCS

Pin It

Comentarios potenciados por CComment