En su carta, los científicos piden revertir los recortes y despidos en los Centros Públicos de Investigación, asegurar recursos para el sector salud y garantizar la autonomía de las universidades públicas

Los investigadores académicos del país han empezado a organizarse para crear un movimiento en defensa de su labor y los recortes presupuestales que ha sufrido por las medidas de austeridad en toda la Administración Pública. El “movimiento ProCiencia”, como se ha autodenominado, entregó este jueves a presidencia y a las cámaras del Poder Legislativo una carta firmada por más de 11 mil 600 personas a través de la plataforma change.org.

En ella enumeraron nueve puntos que solicitan sean atendidos. Uno de ellos y en el que más insisten es revertir los recortes y despidos en los Centros Públicos de Investigación (del Conacyt), en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Convestav) y en la Universidad Pedagógica Nacional.

La carta también pide asegurar recursos para el sector salud, incluyendo la parte de investigación que se hace en los Institutos Nacionales de Salud; garantizar la autonomía de las universidades públicas; y asegurar la correspondencia entre presupuesto y crecimiento de la matrícula en educación superior.

Otros puntos son cumplir con la Ley de Ciencia y Tecnología que plantea que la inversión en este rubro alcance el 1% del Producto Interno Bruto; impulsar una reforma fiscal que fomente la inversión privada en ciencia; transparentar los criterios de asignación y flujo de recursos a centros de investigación.

Además piden un debate inclusivo y respetuoso sobre los sistemas de remuneración actual de los académicos, y que deje de señalárseles como “élites” o castas” económicamente privilegiadas cuando en realidad trabajan con presupuse limitado.

“Modificar el discurso denostador acerca de los y las científicas y académicas que laboramos en México, para re-dignificar nuestra labor, papel y lugar en nuestra sociedad; el trabajo que desarrollamos y sus resultados se enfocan en el beneficio de ella y son indispensables para lograr las metas de los nuevos tiempos, que compartimos”, señala el documento entregado.

El grupo que acudió a dejar la carta en Palacio Nacional, de unos 15 investigadores, hizo énfasis en que actualmente están sufriendo ya no tener insumos para laboratorios. Recordaron que en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019 se redujo 11.9% el dinero destinado a Ciencia y Tecnología.

“Nunca hemos tenido una posición de privilegio. Siempre hemos estado acostumbrados a trabajar con el mínimo, no tenemos dispendio del dinero del pueblo, ni mucho menos.

Necesitamos el dinero para trabajar, pero de ninguna manera lo estamos malgastando. Somos probablemente uno de los gremios más auditados, evaluados”, señaló en entrevista Marcia Hiriart, investigadora de biomédica en el Instituto de Fisiología Celular de la UNAM.

David Romero, del Centro de Ciencias Genómicas de la UNAM, hizo énfasis en que las afectaciones que ellos están sufriendo, repercuten en toda la sociedad, porque hace falta ciencia para todo: por ejemplo, para explicar por qué están ocurriendo los microsismos de los últimos días en la Ciudad de México, o para desarrollar una estrategia contra el problema del sargazo en las costas del Caribe.

El grupo entregó la carta a Presidencia y confió en que pueda haber un mayor acercamiento de la comunidad con la directora de Conacyt, María Elena Álvarez Buylla.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

Fuente: animalpolitico.com

Pin It

Comentarios potenciados por CComment