La creación del pan, vino, pulque o almacenar leche por varias semanas no es otra cosa que biotecnología, expuso Agustín López Munguía, experto de la UNAM

En una publicación reciente de la UNAM, elaborada por Agustín López Munguía, un ingeniero químico, bioquímico, catedrático, investigador y académico mexicano, se destaca que la biotecnología empezó a 'moverse' desde ¡la domesticación de levaduras y bacterias a finales del Neolítico (entre el 10 mil a.C y el 7 mil a.C)!

El científico destaca que la creación del pan, vino, pulque o almacenar leche por varias semanas no es otra cosa que la modificación genética de microorganismos y se le denomina biotecnología tradicional. Gracias a esto, se redujo la movilidad humana, al igual que la hambruna y la inseguridad del nomadismo.

López Mungía teoría que el hecho que el intestino se había reducido, alojando a trillones de bacterias que, de manera eficiente y concertada colaboran desde entonces en sincronía con nosotros, al grado de constituir un ‘segundo cerebro’, el cual tiene incidencia en el humor con el que nos despertamos y nuestras deci-siones en materia de alimentos. Con esto en cuenta, el ser humano podría haber comenzado con la biotecnología para tener individuos sanos y contentos.

Nos llevó a una innovación acelerada

La revolución agrícola que dio lugar a la civilización humana, también derivó en la experimentación con plantas como los frijoles o el teocintle, lo que llevó a su diversificación en decenas de nuevas variantes con formas, sabores, colores y tamaños diversos.

“Sin esta etapa tecnológica inicial, no habría habido agricultura y, para bien o para mal, hoy seguiríamos deambulando en búsqueda de alimentos”, expuso el experto Agustín Lopez.

Se podría concluir que la biotecnología ayudó a la humanidad en las dificultades inherentes a la vida, ofreciendo consuelo y alegría, relajando sus tensiones tras modificar bebidas no alcohólicas como el té, chocolate e incluso de variedades y mezclas de café.

Se ha avanzado muchísimo

En la actualdiad, la Biotecnología moderna, gracias al desarrollo de las herramientas que permiten “expresar genes” (esto es, que se sinteticen las proteínas codificadas en los genes, que son fragmentos de ADN), ha hecho disponibles decenas de proteínas recombinantes para todo tipo de necesidades, expresó el investigador mexciano.

En México existen diversas instituciones que se dedican a esto, todas de excelencia que ofrecen licenciaturas y posgrados en Biotecnología, hay más de mil programas en el país.

Fuente: heraldodemexico.com.mx

Pin It

Comentarios potenciados por CComment