Las estadísticas no dejan lugar a dudas: las mujeres están infrarrepresentadas en el ámbito laboral relacionado con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Esta brecha de género comienza desde que son niñas, a causa de un menor acceso a internet y otras tecnologías de la información que los niños. Esta desigualdad reduce su alfabetización informática lo que, sumado a otros factores, resulta finalmente en una brecha de género en las disciplinas STEM: las mujeres solo representaron el 37,4 % de las personas graduadas en campos STEM en Latinoamérica en 2016.

La diseñadora web Ana Karen Ramírez se dio cuenta de este problema cuando empezó a trabajar en una empresa de tecnología en 2014. Ella era la única mujer en su equipo y en los hackatones a los que acudía. Para cerrar esta brecha de género, esta joven mexicana creó la start-up Epic Queen desde la que ofrece programas educativos para niñas y mujeres en torno a las STEM. Gracias a esta iniciativa, MIT Technology Review en español ha seleccionado a Ramírez como una de los Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2020.

Además de luchar contra la desigualdad en ciencia y tecnología, la oferta educativa de Ramírez puede solucionar otro problema: la falta de profesionales cualificados. La joven afirma: "Hay más de 20 millones de puestos de trabajo alrededor de la STEM y ni con todos los estudiantes graduados en este sector se puede cubrir la fuerza laboral. Y menos aún si el porcentaje de mujeres graduadas es muy bajo".

El desinterés por este campo en las niñas suele ocurrir hacia los 15 años, explica la innovadora, por lo que decidió empezar a trabajar con niñas desde los 6 años. Y sentencia: "El futuro está en las STEM. Si no hay mujeres en el campo, no habrá mujeres en el futuro".

Epic Queen ya ha impartido más de 280 cursos de programación, tecnología y ciencia. Estas enseñanzas han impactado a más de 50.000 niñas. Con su plataforma online, cualquier niña y mujer puede estudiar lo que quiera relacionado con las tecnologías: desde programación web a inteligencia artificial.

Su labor ya ha empezado a dar frutos: una de las niñas a las que enseñó programación ha quedado tercera en un concurso de creación de videojuegos. Pero su objetivo va más allá. La joven detalla: "Quiero que Epic Queen crezca y se convierta en la plataforma donde puedas decir: 'Yo aprendí aquí y Epic Queen cambió mi futuro'. Que sea el lugar de América Latina para cambiar la vida de millones de personas".

La socia ejecutiva de MatterScale Ventures (Colombia) Adriana Suárez Pardo, miembro del jurado de Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2020 califica Epic Queen como "una iniciativa innovadora que busca resolver una realidad de países principalmente emergentes". En su opinión "es una propuesta que ya demuestra tracción y un impacto importante en el mercado". Además, valora el potencial "innovador" de la start-up y concluye que su "propuesta educativa ofrece una combinación de competencias duras y competencias blandas".

Fuente: technologyreview.es

Pin It

Comentarios potenciados por CComment